Se ha producido un error en este gadget.

29.12.11

Oye, mi cuerpo pide salsa

A cierta edad, a las mujeres nos gusta hacernos las porno. A toda edad, en realidad. A algunas les gusta saber que gustan, y a otras nos gusta creer que gustamos. Bueno, sí, a alguien le debo haber gustado alguna vez. Aparte mi mamá dice que soy hermosa. La verdad es que no hice una encuesta, no se a cuanta gente le picó este bichito de la pornostar que me agarró a mí. Será porque empecé a disfrutar del sexo de otra manera, pero me la empecé a creer. Me sentía una MILF sin hijos. Acepté incorporar juguetes, por ejemplo. Empecé a acabar teniendo sexo (les estoy haciendo una confesión MUY heavy). Y me quise comprar lencería, algún disfraz, o algo como para condimentar el momento, no?. Me daba un poco de verguenza ir a un sex shop sola, así que miré en internet y fui con una compañera de trabajo, directo al grano.

27.12.11

Claro que te clavo la sombrilla

Estaba de vacaciones en Costa Rica con mis amigas. Era la primer noche y espero no equivocarme, estabamos en Tamarindo. Parabamos en un lugar muy lindo, tipo cabaña. Y, claro, como eramos jóvenes, salimos. Había un solo lugar abierto y nosotras fuimos con dos noruegos que ni idea de donde salieron. Nos embriagamos mucho y fuimos a la pista a bailar. Había un grupo grande de gente y eran argentinos. La verdad que ir a Costa Rica para conocer argentinos es un fiasco. Pero le poníamos onda porque estabamos ebrias. Y porque era la primera noche. Y porque en el camino nos encontramos una tarántula pero no nos picó. Y porque eramos jóvenes. Pero sobre todo porque estábamos ebrias. Entonces con mis amigas vimos un pibe parado contra una columna. En Costa Rica las columnas son troncos y los pibes son negros. Lo quisimos sacar a bailar pero no quiso. Parecía muy tímido. Logramos que nos dijera que se llamaba Diego. Pero como estábamos ebrias, si había alguien tímido, queríamos incomodarlo. Entonces ibamos una por una a intentar sacarlo a bailar. Eran todos rechazos. Yo estaba nerviosa porque pronto venía mi turno y nada me molesta más que sentirme rechazada. Pero apenas me acerqué, como si me hubiera estado esperando, me agarró de la mano, me llevó hacia él, me dio vuelta y me apoyó. Sí. Como leen. Diego, el tímido, me apoyó. Y nos pusimos a bailar muy.... caribeñamente. Por no decir, casi porno. Voy a dejar la historia acá porque no creo que a nadie le importe que cuente que después tuvimos sexo en la playa. Así que fue. 

26.12.11

Quisiera ser Grinch, para arruinar tu Navidad

Probablemente toda la gente cree que si pudiera no trabajar haría mil cosas. Yo lo creía hasta que dejé de trabajar. Y ahora no hago nada. Bueno sí, miro Intrusos, tomo sol y duermo más de lo recomendado. Voy a buscar a mis amigas al trabajo, tomo cerveza y junto mugre en mi casa. Pero uno de esos días, que fui a buscar a mi amiga al trabajo, que fuimos a caminar por Santa Fe y comprar regalos de navidad, me crucé con un notero de Canal 26 que me pidió si podía hacerme algunas preguntas. Que se yo, sí. Me preguntó qué había comprado, cuánto había gastado, si las cosas estaban más caras en comparación al año pasado... giladas. Como es la primera vez que compro regalos y no me sale mentir tan rápido, le dije la verdad: que al marido de mi mamá le había comprado unas copas y que a mi sobrina le había comprado un botecito inflable para la pile. Que no compré más regalos porque no tenía trabajo y porque habíamos jugado al amigo invisible y quedamos en hacer un regalo cada uno. No importa que aclare que mi hermano "se olvidó" de comprar mi regalo, pero lo quiero aclarar igual porque me pareció malisimo. Y al día siguiente, haciendo zapping, me vi en la tele. Fue gracioso. Hasta que escuché que decía "...no, un regalo por menos de cien pé? no hay chance...". Tengo un amplio vocabulario y la cámara me hizo el amor. La cuestión es que yo no le avisé a nadie que iba a salir en la tele porque Canal 26 me parece una basofia y porque lo que dije tampoco era muy rico en información. Además no creí que a mis amigas les interesara y ambos padres estaban de viaje: mamá en Córdoba y papá en Mendoza. Bueno, resulta que ambos padres me vieron de casualidad y me llamaron para gastarme. Así que papá se enteró antes de tiempo que no le había comprado regalo, y el marido de mamá se enteró antes de tiempo qué le había comprado de regalo. Y mi prima se debe estar enterando ahora que le compré a la beba porque todavía no se lo dí. Ojala también algún niño se haya enterado viendome que PAPA NOEL NO EXISTE, SOQUETES.
Sacando eso, la navidad fue una bosta. Lo único rescatable fue la ensalada de papa y huevo.

20.12.11

Yo lo conozco, tu lo conoces, él... quién es?

- Boluda, ese no es el pibe que te chapaste ayer? Si, es ese porque está con el mismo amigo que estaba ayer. Saludalo.
-No, boluda, pará, no quiero. HEY! HOLAAA! - les grité de lejos mientras me acercaba.

La noche anterior habíamos ido a bailar. De las 3 semanas que estuvimos viajando por el norte argentino y Bolivia, fue la unica noche que salimos, que tomamos, que no sabemos como volvimos al hostel y que había chapado con un pibe.

- Hola! Llegamos hace un rato, el viaje fue un garrón, el micro se retrasó y estuvimos en la terminal como 3 horas... muy paja. Estamos yendo a cenar. ¿Dónde están parando?
- En un hostel acá nomás. Fuimos a comer a ese lugar, vayan que es muy rico y muy barato.
- Ah, buenisimo. Nosotras encontramos un lugar re lindo. Bueno... entonces... nada.... nos vemos. Pensé que hoy volvían a Buenos Aires.
- Perdón, pero... nos conocemos?
- Ay, menos mal, diosito querido, que no sos vos. No, no nos conocemos. Buen viaje! CHICAAAASSSS, ESPERENMEEEE, NO ERA EEEELLLL!!!!!!

11.12.11

Me da paja pensar el título

Siempre fui bastante pajera. En todo sentido. Todavía me acuerdo la cara de mi papá la primera vez que le dije que tenía "paja" de hacer algo. A juzgar por su expresión, creo que tomo la palabra "paja" en un sentido demasiado literal. Y me acuerdo de la cara de mi papá la última vez que se lo dije. Fue ayer y todavía no acepta el término y pone cara de que tendría que decir fiaca. "Fiaca" se lo dejo a los niños y viejos, a mi me da paja TODO. Por eso, ya desde chiquita, mi papá me decía "1° de mayo" o "la ley del menor esfuerzo". Y aunque algunos aseguran que la verdad no ofende, la frase "la verdad no ofende" si me ofende justamente porque no es verdad. Me ofendía que mi viejo me dijera eso hasta hace una semana cuando renuncié al trabajo y todos mis días son un 1° de mayo. Pero si me preguntan qué estoy haciendo y respondo "nada" les estoy mintiendo. Mirar Intrusos es hacer algo, charlar con el gato es hacer algo, sentarme en el balcón a tomar mate (cerveza) y leer (la revista Viva) es hacer algo, ta?.

5.12.11

Yo no buscaba a nadie y te vi.

Corría diciembre de 2006. Estaba haciendo el curso de manejo en el ACA y como era cerca de casa, pero no había un bondi que me llevara, iba en bicicleta. Imagínense que con el calor que hacía y que justo mi clase era a las 12.35, no era muy sensual cuando llegaba toda chivada. Claro que no me importaba porque el señor que iba conmigo en el auto olía peor que yo. Pero como toda mujer, tenía que encontrar un incentivo para ir. O sea, un pibe que me calentara. No fue difícil, el tercer día fiche uno. Lo apodé "el punk". El cuarto día lo saludé. El quinto día lo saludé. El sexto día lo saludé. El septimo día lo saludé. El octavo día lo perseguí. El noveno día le dije si caminabamos juntos porque no tenía ganas de pedalear y el décimo día fuimos al jardín japonés después de la clase. Ir al jardín japonés con un chico suena muy romántico pero la realidad es que terminamos garchando en el pasto en Figueroa Alcorta y Sarmiento. O sea, en el planetario. O sea, donde la gente va a correr, pasear y alimentar gansos. O sea, no daba. Como era más joven y más osada estaba todo bien. Ok, reformulo: como era joven y osada estaba todo bien. Ahora que soy grande y tímida culpo a las drogas y está todo bien también. Con el punk nos vimos un tiempo pero la realidad es que nunca supe su nombre. Y de hecho no se porqué estoy contando su historia si la que lo buscó fui yo. Bueno, esto nos sirvió para aprender dos cosas: se puede garchar en espacios públicos y no pasa nada; y el día que aceptas que un hombre jamás te buscó y fuiste vos la que siempre los encontró... te sentis como el orto.

La historia de mi vida

Me está gustando un chico
¿Qué chico? ¿Que chico?
Que anda en bicicleta
con pantalones cortos
camisa y camiseta
yo le tiré un beso
el no me dió nada
y yo muy enojada
le canto esta canción
Milanesa napolitana
cucaracha reventada
si te ries o te mueves
te daré una cachetada
y de paso una patada.

2.12.11

No saben lo que se pierden... ¿o sí?

Ay, me es tan difícil encontrar hombres... Puedo tener amigos, compañeros de trabajo, conocidos, vecinos.. pero parejas? Pff, imposible. Prefiero pensar que el problema es de los 12 con los que lo intenté y no mío. ¿12 o 21?, no me acuerdo. Es obvio que el problema son ellos. Uno que ya tiene pareja, el otro que se va a vivir afuera, el otro que necesita más espacio, el otro que es alérgico a mi piel, el otro que me puso una orden de restricción ¿Qué onda?,
-¿Necesitas más espacio? me voy a dormir al sillón, eh, no hay drama! Mi ropa... dejá la puedo llevar a la casa de mi vieja que tiene un placard vacío. Sí, algunas noches me puedo quedar a dormir allá también.

Entonces empecé a analizar lo que me pasa: si me es difícil encontrar hombres, significa que yo busco hombres. Soy la excepción a la regla de que el que busca, encuentrapersevera y triunfarás, con hambre no hay pan duro a caballo regalado no se le miran los dientes, entre otras. Entonces decidí dejar que ellos me encuentren a mí. A continuación les voy a contar historias de hombres que me garché me encontraron.

Llega el fin de semana, y...

- Maru, qué haces hoy?
- Darle motivos a mi autoestima para que se suicide... vos?

26.11.11

Volví a ser yo

Y acá estoy. Tomando fernet, viendo los simpsons. Suena casi tan tentador como dormir sin bombacha. Pero la realidad es que hoy el jabón no flota en la jabonera, el toallón no está chorreando agua hecho un bollo, la coca no está destapada y fuera de la heladera, no suena Ciro de fondo, no hay cubeteras vacías, y eso suena casi tan incomodo como dormir con bombacha... de virulana.

21.11.11

Soy vos: De como ser pajero acaba en una paja

Hacía más de 8 años que había fichado a esa piba. El día que la conocí le dije que me mire bien, que no se olvide de mi cara porque cuando la volviera a ver iba a estar arriba suyo. Y ella gritandome que no pare. Teníamos 16 años. En ese momento me dió un bife que me marcó todos los dedos y lo más lindo que me dijo fue "la concha de tu hermana". Y eso no es lindo, creanme (nos bañabamos juntos de chiquitos). Conseguí su número por amigos en común, lo guardé adentro de un cajón y colgué. Hasta que un día Facebook me la sugirió como amiga. Casi me muero, ESTABA TERRIBLE. Mi pito la agregó. No les puedo explicar las tetas que tenía. Le empecé a mandar mensajes para vernos. Podés creer que se acordaba de mí y no me quería ver porque creía que solo me la quería coger. Qué tonta, ¿Cómo va a poner en duda eso?, se lo avisé muy clarito 8 años atrás.

16.11.11

Soy vos: amigos con derecho a cagarme la vida

Los hombres solo creen en la amistad entre el hombre y la mujer, si la mina es un bagarto. Pero nosotras sostenemos la creencia a muerte. Hasta que morimos. De amor por él, digo. Tener un amigo del sexo opuesto es un arma de doble filo: tenes alguien de confianza para que de te consejos desde otro lugar, pero también tenes un 99% de posibilidades de que sea justamente eso lo que te confunda. Te digo porque me pasó. Me confundí con el pibe que, no solo era mi mejor amigo, sino que además era el mejor amigo de mi ex. De MI ex. Ese al que el ex siguiente no le llegó ni a los talones. Ese que se esforzó por perderme y yo me esforcé por que me encuentre. Les anticipo que, siendo mujeres, es probable que nunca superen a ese ex. De hecho, seguro te duele llamarlo ex. Pero hay que repetirlo para que te entre en la cabeza. Ex, ex, ex, ex.

6.11.11

Mirame, mirame, mirame, mirame.

Estoy en ese límite finito entre no poder y no querer dejar de coger en público. Paréntesis: La conjugación del verbo coger me confunde. Yo cojo, tu coges, él... mira?. No sé. Cierro paréntesis.
Así como hay gente que padece del síndrome de Tourette y de la nada, insulta, a mí me sale coger en cualquier momento y lugar. Apoyenme en que no hay NADA como un garche espontáneo. Me mojé, me la metiste, punto. Si prendo la tele y le veo la concha al pigmeo de Cinthia Fernández, porqué mi mamá se enojaría si me garchan en el living mientras ella cocina? Ya me vió desnuda los últimos veintipí años de mi vida. De hecho, me llegó a confesar que en ese sillón fue donde me concibió. Gracias a Dios todavía no use nunca la palabra concebir cuando hablaba de mí. Pero ya fue, soy joven y no hay nada mejor que disfrutar de mi sexualidad donde y cuando quiero.

3.11.11

Dejame ser vos por un día

Obviamente sería muy chanta si les propusiera ser ustedes mismos por un día porque ya lo son. Pero yo nunca fui ustedes. Siempre fui yo y estoy harta. Quiero ser vos. O vos. Entonces mi propuesta es la siguiente: contame tu historia. Contame una anécdota (no hace falta que sea graciosa). Solo 5 renglones de algo que tengas para decir. Y yo voy a ser vos por un día. Y vos vas a ver como sos vos en los ojos de otro. Fuerte. ¿Porqué me hago la mística? ¿Porqué creo que alguien me va a contar su historia? ¿Porqué Sibarita es tan rica? Como saber.
Entoces, redondeo. Me mandas un mail a marianaenanabanana@gmail.com (dice MARIANA ENANA BANANA. Larga historia) y me contás una anécdota. Me das un tiempo (me atajo) y analizo si quiero ser vos por un día (me vuelvo a atajar). En caso de que ese día esté de buen humor, VOY A SER VOS POR UN DÍA!!!!
Qué boludez, por dios...

La letra chica hay que leerla porque siempre dice lo más importante. Que en este caso es nada. No hay parte importante. Perdón por hacerlos fruncir los ojos y acercarse al monitor. Los qiuero. 

1.11.11

La nena no está bien

Chicos me pasó algo horrible. Pero antes de contarles quiero pedirles a todos los hombres que dejen de leer. O aprendan.
Un día me di cuenta de que estaba meando muchas veces. Pero que en realidad cuando iba, no meaba y además me ardía la chuchi. Cuando pasan estas cosas es como que no podes definir el momento exacto en que te empezó a pasar. De golpe te encontras con esta situación el día que tenes que ir a un recital y te imaginas yendo cada 15 minutos al baño químico y te dan ganas de extirparte todo. Entonces le consultas a tu compañera de trabajo adicta a los fármacos y te da una pastilla y te anota un nombre en un papel que además dice "3 por día durante 3 días". No entendes porqué no compra el título de Giselle Rimolo y empieza a recetar remedios, pero le haces caso porque ir a una guardia requeriría estar depilada y tener tiempo. Y no es el caso.

11.10.11

Del verbo acosar: un tropezón no es caida

Ok, estabamos en eso de tratar de zafar de este brasilero que a 4 hs. de conocerme me invitó a conocer a su familia en bicicleta y vivir en el Amazonas y a 15 hs. de conocerme estaba diciendo cosas como que yo era la persona que había estado esperando toda su vida. WHAT?!?!?! MIEDO! Ni siquiera garchamos, no sabés si soy hermafrodita o una loca roba órganos. Ni tampoco fui simpática, cariñosa, ni tampoco entendí el 85% de las cosas que hablaba. Le hubiera dicho que era travesti pero si quería chequear la data se iba a complicar después explicarle porqué le mentí. O capaz le gustaban los trabas, quien sabe. Siempre hay un roto para un descosido. Pero yo tenía que deshacerme de él sutilmente y no dejar mal parado a todo el género femenino. Aunque hay cada conchuda hija de puta que se encarga de enterrarnos, que es complicado salir de la bolsa. Ese es otro tema. Se me ocurrió un plan. Llamé y corté a una amiga para que me llame y "me diga de hacer algo". Ella ya sabía que iba a estar con este pibe y era mi llamado de socorro, así que "me invitó a la casa". Le dije al brasilero que bueno, que mi amiga me estaba invitando a la casa, que hacía mucho que no la veía, que ya habíamos organizado para vernos ese día y que no le podía cancelar. Yo esperaba ver su corazón roto. O esperaba verlo afuera de mi auto al menos. Pero no, el turro me dijo VAMOS. Que se yo, está para discutir, pero a mi no me gusta desinvitar a la gente que se autoinvita. Me pone incómoda, prefiero que venga y se sienta incomodo. Entonces eso hice, lo llevé a la casa de mi amiga. No lo podíamos creer, era un goma terrible, no paraba de hablar en portuñol. En un momento se sentó en la computadora a mostrarnos fotos de alguna red social brasilera que desconozco.
- Esta es meu sobrino. La filla de meu hermana. É belísima, no?
- Uh, si, que linda que es. Contame más, va al jardín? Tiene novio? Cuál es su comida favorita? Cuando se tira al agua, se tapa la nariz?

La realidad es que la situación se tornó insostenible. Se estaba haciendo de noche, era domingo, teníamos hambre, la emoción de hacerle probar mate a un extranjero ya había pasado y no habíamos conseguido que el freak se vaya. Hasta que se me prendió la lamparita.

Continuará...

29.9.11

Del verbo acosar: alerta roja freak enfrente

Previously on muchacity: me pasé la noche en la puerta de una casa mirando artesanías horribles y charlando con un brasilero que era muy tierno y decía haber llegado de Brasil en bicicleta. Yo, enamorada.

Le pasé mi número y al día siguiente me llamó para vernos. Me llamó de un teléfono público porque no tenía ni celular ni teléfono de línea. Me dijo que quería verme y como yo no tenía nada mejor que hacer porque era sábado, le dije que sí. Pero la situación fue bastante incomoda desde un comienzo. El pibe era super meloso, no le entendía un carajo lo que hablaba pero me propuso, con seriedad, irnos a Brasil a conocer a su familia. En bicicleta. Quienes me conocen, saben que yo no voy en bicicleta ni a los bosques de palermo. De hecho no tengo bicicleta. Pero si el chabon se lo estaba tomando serio (y les aseguro que así era), cómo le iba a explicar que era una tremenda pelotudez y que ni aunque fuera (inserte aquí el nombre de un ciclista) iría. O sea, me conoció 12 hs antes, qué le hizo pensar que iba a aceptar eso? Él había planificado todo: íbamos a vivir en el medio de la selva, comer pulpa de frutas que ibamos a recolectar en el Amazonas. Entienden? quería que nos fueramos a vivir al medio de la selva. Yo, que se me para una vaquita de san antonio en el dedo y lloro y vomito, en la selva. Comiendo frutas. No vio mi cara de adicta a la comida chatarra?. No me podía tomar en serio a esa persona, pero estaba ahí, a solas con él proponiéndome eso. Para ese momento ya tenía muy claro que lo único que quería era huir de ese ser extraño. Pero ¿cómo?. No quería romperle el corazón. Digamos, me chupaba un huevo su corazón, no me animaba a decirle lo que realmente pensaba porque soy cagona. Por suerte, siempre tengo un as bajo la manga...

Continuará...


27.9.11

Del verbo acosar: nada termina como empieza

Viste esas noches que no tenes ganas de salir y una amiga te pide que la acompañes al cumple de un amigo de ella en pleno Palermo y te da mucha paja pero por algún motivo decís que si?
Viste cuando llegas a la entrada del lugar y hay mucha cola y decis "esta es la mía, no me van a dejar entrar" pero el cumpleañero baja hasta la puerta y te hace pasar primera?
Viste cuando la entrada a un lugar donde ni queres ir sale $50 y decis "listo, no tengo un pe, no voy a gastar en esta garcha" y el cumpleañero te paga la entrada?
En eso estaba, en un boliche por Palermo con cara de orto rodeada de gente que me interesaba bastante poco, sobria, acalorada, sedienta, apretujada, dormida, aburrida, y sobre todo, bien caraculica. No se como serán sus caras de orto pero la mía es muy evidente. Me transformo en esos granaderos que no se pueden reir ni mover ni rascar la nariz, pero por decisión propia. En eso me doy cuenta de que estar ahí, inmóvil y pasandola mal no tenía sentido y decidí divertirme. Es raro eso de decidir que te vas a divertir de ahora en más, pero tengo una ciclotimia controlada que no se puede creer. Mentira, no controlo una mierda, solo me fui a comprar una cerveza a la barra para, por lo menos, dejar de ver la cara de los gomas que me rodeaban. Y de pronto, no recuerdo bien como (y este es un claro ejemplo de que cuando estoy sobria tampoco me acuerdo de las cosas) me encontré hablando con un pibe. Intentando hablar, para mi él solo emitía sonidos. Hablaba español pero con acento portugués. Lo que podríamos llamar portuñol. Una onda Anamá Ferreira pero con muchos menos años de práctica y mucha mejor pronunciación. Se llamaba (voy a inventar el nombre porque no lo recuerdo) Ronaldinho. No se si es creíble el nombre, pero es mi blog y mi anécdota y yo quiero que se llame así. Resulta que Ronaldinho decía ser brasilero y yo no le creía. Decía vivir viajando vendiendo artesanías y tampoco le creía. Así que me dijo "vení, te voy a mostrar..." y salimos del boliche. Dimos vuelta a la esquina y de adentro de una libustrina sacó un paño envuelto lleno de aros, collares y pulseras hechas con sus propias manos. Muy feo todo, no pude caretearlo. Pero igual me quedé charlando con él hasta las 6 am. Me contó TODA su vida, entendí 1/4, pero me fui a dormir, para no perder la costumbre, sola y enamorada.

Continuará...

23.9.11

Del verbo acosar: etapa previa

En mi corta vida he resaltado por varias razones. Principalmente por cambiar de color y corte de pelo cada dos semanas. Otro día podría mostrarles un video que hice con fotos. Sí, hice un video con fotos con mis distintos pelos y lo subí a youtube. Pero eso es otro tema.
Hoy, por ejemplo, resalté en el trabajo por ser hipocondríaca. Una compañera me dijo ayer que le había agarrado angustia oral y que todo el tiempo tenía hambre. Como hace mucho que no me agarra nada, me tentó. Tan solo un día después me encontré comiendo (apenas terminé de almorzar) pan viejo con salsa golf. Entienden? PAN GOMOSO + SALSA GOLF. Cuando terminé, les recriminé que no me hayan intentado detener. No conforme con eso, fui al kiosco y me compré ese maldito maní con chocolate Shot que me duró 2 minutos y me dio dolor de panza 2 horas. No compartí ni un maní, todos los comí yo. Pero ese también es otro tema.
En mi grupo de amigas resalto por ser la más acosa-hombres. O persigue-hombres. O encuentra-hombres en internet. O no se como ponerle. Una vez, por ejemplo (dejen de leer ahora si ya saben todo sobre el chico que se fue a NZ), conocí un chico en un recital un sábado a la noche. Pegamos onda y volvimos caminando hasta cerca de su casa y charlamos hasta las 6 am. Antes de despedirnos, me pidió mi número. Yo volví a mi casa y averigué su mail y lo agregué al msn. Pasó todo el domingo sin novedades, el lunes sin novedades. El martes era su cumpleaños y le mandé un mail. No se adonde iba contando esta anécdota, creo que lo importante era eso, que me tomé el trabajo de ver uno por uno las direcciones de un mail cadena donde podía estar (por amigos en común) y me agregué a uno al msn. El domingo a las 7 am cuando volví de haberlo conocido.
Pero el tema es porqué dejé de hacer esas cosas. Ya no acoso gente desde el día que me sentí acosada. Si, alguien me acosó. Alguien que al día siguiente de conocerme quería presentarme a su familia... en Brasil....

Continuará...

9.9.11

Ok, tengo que aceptarlo, colgué. Hace un montón que no escribo y es por una razón. Bien podría solamente decir que colgué y nadie haría preguntas, pero les quiero contar la razón. O quiero escribirla para después leerla y que ya no sea solo un pensamiento. Me corrijo, un sentimiento. No se que nombre exacto tiene este sentimiento, pero sepan que es lindo. Es tormentoso, pero es hermoso. Tiene la cuota justa de drama para que sea totalmente disfrutable. Y el equilibrio perfecto entre miedo y ganas de más. Es de esos sentimientos que se adueñan de vos, que te llevan y te traen. Que a veces son el remedio y a veces la enfermedad. Que entiendo de donde viene pero no tengo ni idea adonde va. Que cuanto más me relajo por fuera, más me agito por dentro. Hasta llegué a pensar que era una clase de lazo invisible, fuerza magnética, ovni, o cosa externa a mí, que me lleva, me arrastra. A veces caminando, pero generalmente corriendo. Que me hace chocar con cosas. Que no me deja ver el final, pero me hace querer llegar. Que me siento una soldadito de esos que vienen en un huevo Kinder y Goliat al mismo tiempo. Que me hace desconocer de mí misma. Pero sobre todo, que me hace creerme mucho más. Que me hace desviar la mirada y volver con una sonrisa. No se que es, pero si me ven por ahí, no se asusten si me río como una loca, es necesario que a veces sea así.

25.8.11

Tarde de tortas

Recientemente fui lesbiana durante 12 horas. Si bien hay quienes dicen que tengo cierta tendencia homosexual, nadie tiene pruebas de nada. Y la realidad es que hay mujeres que me gustan estéticamente, pero nunca tuve un acercamiento físico con ninguna de ellas. Exceptuando una noche a los 16, que chapé con una amiga en un boliche porque estabamos muy ebrias y queríamos estarlo más aún a costa de unos pibes. Y funcionó. Después hay otra leyenda urbana que dice que el día de mi cumpleaños de alguno de los años que pasó, tuve un acercamiento de lenguas con una compañera de la facultad. Otra vez, nadie tiene pruebas, yo no tengo recuerdos, así que la información no es válida.
Pero esta semana, realmente fui lesbiana durante 12 horas. Vi una película donde la protagonista descubre que le gustan las mujeres y como soy un tanto hipocondríaca, me lo tomé personal. Esa noche no dormí. Me imaginé la reacción de mis familiares ante la noticia. Pensé a qué chicas que ya conocía les iba a tirar onda. Seleccioné mi vestuario lésbico del resto de la semana. Y cuando llegué al trabajo con cara de terror, al primer "estas bien? te pasa algo?" respondí "capaz soy lesbiana". Lo probé con dos personas, una solo se rió mucho y me dijo que estaba loca y la otra respondió "si no te gustara tanto la pija, podría ser". Me convenció, era una gilada. A los dos días me junté con mis amigas y se los conté. Primero se rieron y dijeron que no les sorprendería, pero después rememoraron hechos históricos que demuestran que, al parecer, es vox populi esto de que me cabe la pija. Repito: no está comprobado. Pero una vez un amigo creyó que era divertido escribir "Marian, te cabe la pija más que la vida misma" en la puerta de una casa y quedó como anécdota. Ya se que estoy diciendo muchas veces la palabra pija, pero como hoy es mi cumpleaños tengo todo permitido.
Pero volviendo al tema, mientras con mis amigas rememorábamos anécdotas de todo tipo me di cuenta de que no fui la única que fue lesbiana. Hubo una tarde donde todas fuimos tortas. El día que conocimos a Pequeña Hermana.

Continuará...

24.8.11

Les aviso por si lo olvidaron

Que mañana es mi cumpleaños.
No es que eso me ponga feliz pero igual quiero que me saluden.

16.8.11

la última de cortinas

Está mal si mi gato me agujereó una cortina de baño?
Y está mal si en vez de retarlo compré otra?
Y está mal si esa cortina se la regalé al gato?
Y está mal si la saqué al balcón porque estorbaba?
Y está mal si un día llovió y yo la dejé ahí?
Y está mal si un día el viento la empezó a levantar y no hice nada?
Y está mal si cuando vi que no se voló porque se había quedado enganchada en la baranda la dejé volar y cayó en el balcón del primer piso?
Y está mal si cuando mi portero me vino a preguntar si era mía dije que no?
A mi gato le dije que la llevé al campo con sus hermanitos. Creo que me creyó.
Hay alguien que se sienta cortina de baño hoy?
Todos hablan tanto de cortinas de baño como yo?

9.8.11

ba....
bast.....
BASTA. 
Ay, lo dije. ¡Ay, qué bien se siente! Ya no aguanto más esta situación . Ya es insostenible. Ya no tengo ganas de seguir soportandolo. Ya no tengo paciencia. Ya dejé de ver el lado positivo. Ya dejé de disfrutar. Ya pensé soluciones. Ya las intenté. Ya entendí que no depende de mí. Ya me agoté. Ya no quiero saber más nada. Ya tengo las pelotas por el piso de que se me pegue la cortina de baño en el orto cuando me estoy duchando. BASTA, hoy me compro una mampara.


("La historia sin fin"  terminó. O sea , no terminó en la vida real
pero como "no tiene fin" terminó lo que tenía para contar,
entienden?)

8.8.11

La historia sin fin - parte 1

Empezar el secundario fue una de las cosas que más me costó en la vida. Estaba muy cómoda en el colegio donde había ido desde los 2 años. Capaz por eso (y porque quedaba a 5 cuadras de mi casa) los primeros meses (años ejem) seguí yendo a visitar, a saludar a las maestras y a mis compañeros que se habían quedado en el secundario del colegio. Digo quizás porque esa era la excusa, pero es momento de terminar con la mentira, no iba a eso. Iba porque desde cuarto grado estuve enamorada de un chico y así me enamoré de otro. Les explico, en cuarto grado conocí a Nicolás Benitez y me enamoré perdidamente. Lo acosé bastante. Tengo un anotador con todos los datos que sabía de él (nombre de la hermana, patente del auto de la mamá, fecha en la que comió un Frutare de frutilla -con el envoltorio robado del tacho- etc). Nicolás nunca me dio bola. Era rubio, obvio que no me iba a dar bola. Cuestión que, esas tardes que me escapaba de clase para mirarlo en el patio gris jugando al fútbol, empecé a charlar con sus amigos (que se escapaban del patio gris para no jugar al futbol) y así conocí a Peteco. Claro que Peteco no se llama Peteco, pero por cuestiones de privacidad (y esperanza de un futuro juntos) voy a evitar decir su nombre real. 
Peteco tenía dos años más que yo y trataba de hacerme gancho con Nicolás. Muchas ideas no tenía porque era tan sencillo como esposarnos a ambos y tirar la llave por el inodoro para que no nos podamos separar jamás. O planear una salida entre los tres y faltar. Pero no, a Peteco no se le ocurrió nada y no me quedó otra que olvidarme de Nicolás y enamorarme de él, que sí me hablaba. 
Los siguientes tres años hasta terminar la primaria lo amé en silencio. Pero eso no era ni más ni menos que el comienzo de una historia que, hasta el día de hoy, nunca terminó.

Continuará...

27.7.11

Plomero de mi vida, el gran final. Un final de mierda.

No me salió ni una palabra. Ni del clima pude hablar. Nada. Cuando llegamos a la puerta me preguntó si sabía donde quedaba una dirección, que era la próxima casa donde tenía que ir. Se puso muy contento cuando le dije que era a tan solo 3 cuadras de casa. Se puso contento porque tenía que ir caminando. Me di cuenta de que estaba contento porque me respondió "Buenísimo, estoy contento". Mentira, me contestó "Buenísimo, ya se como volver para invitarte a salir". 
Loco, desde cuando eso puede no ser verdad? me dijo claramente que volvía para invitarme a salir. Es un compromiso. Me quedé sonriendo en casa, lavé todos los platos que tenía acumulados, ordené, hice la cama. Ya no sabía qué hacer. Me pareció prudente que tardara, estaba trabajando. Capaz había tenido alguna complicación. O capaz estaba tratando de huir de la dueña de la casa que seguro le tiraba onda y él solo podía pensar en mí. Era más que evidente. Entonces decidí relajarme mientras esperaba. Abrí la ducha, puse el tapón y unas sales que me regaló una amiga cuando me mudé. Puse todos los temas de Jack Johnson en Grooveshark y me entregué al placer. 

24.7.11

Plomero de mi vida

Soy nueva en esto de vivir sola. Y soy nueva en esto de vivir en edificio. Todavía espero encontrar un muerto en el ascensor cada vez que se abre la puerta. Y todavía me cuesta entender el funcionamiento de la mayoría de los aparatos de la casa. Tema limpieza y cocina ni lo toquemos porque tendría que asumir que soy pésima y estoy un toque sensible. Pero ahora descubrí que soy pésima en muchas cosas más y que mantener todo en funcionamiento es casi imposible. Cuando empezó a hacer frío me di cuenta de que no funcionaba la calefacción. Digamos, me dí cuenta porque vino mi viejo, la prendió, me fui y cuando volví la caldera estaba bloqueada con todas las luces prendidas y titilando. Y me dí cuenta de que eso significaba que estaba bloqueada porque busqué en internet el manual. Pude desbloquearla pero no pude hacer que funcione. Así que llamé (después de muuuuuchas vueltas) a Ariston y quedaron en mandarme un técnico. 

18.7.11

Analizame ésta!

Necesito un blister de pastillas para dormir o me voy a quedar pelada. Pelada y sin vida social. Bueno, acepto que la vida social que estoy por perder no es la gran cosa. Pero mi pelo? mi pelo? Yo soy como Sansón. O no era ese el que perdió su fuerza cuando le cortaron el pelo? Miento, lo googlié pero en la primer frase decía "biblia" y me aburrió. Así que supongamos que era Sansón. Y que yo estoy cortandome a mi misma el pelo con un promedio de una vez por semana. Y todo porque no puedo dormir. Y todo porque dejé de fumar. Encima, no es que lo que no gasto en puchos, lo gasto en salir con amigas o comprarme ropa, no. Lo gasto en terapia y en chucherías que compro en el barrio chino. Daría ejemplos pero me da un poco de verguenza que sepan que me compré unas medias altas hasta las rodillas que son tan chiquitas que no pasan por mis pantorrillas. Y es obvio que me van a envidiar cuando sepan que me compré un lapiz labial color negro que cuando te pintas te deja los labios rojos. Por eso prefiero dejarlo en "chucherías". Como mucho, puedo aceptar que me compré una especie de cubo mágico, que no es un cubo, ni hace mágia, ni tampoco se para que sirve. Pero mejor hablemos de terapia. Terapia me gusta, me hace bien. Terapia es el único lugar donde pago para hablar de mí, en todos los otros lugares me dejan hablar gratis. Terapia es un dedo en el culo. Diría grano, pero eso ya no es decisión propia. Intenté dejar las últimas 5 sesiones pero cada vez que empiezo a decir "mirá, me parece que ya es momento de que empiece a dejar... o a venir cada 15 días... porque en serio que ya... te juro que... posta que ya estoy bien" me largo a llorar y repito "estoy muy bien". A la tercera vez, él me miró y yo no necesité palabras para entender que esa sesión iba que ser doble.

11.7.11

Barrileteando full time

Esta semana no pude escribir. Basicamente porque el blog se llama muchacity pero de sex ni hablemos y justo tuve mas sexo que horas de sueño. Es mentira pero me pareció que iba a quedar re capa si lo decía. Mi vida sigue igual de aburrida y me dediqué a la bebida y los recuerdos de papelones. Hice un ranking de historias donde la patiné este último tiempo y procedo a contarles el top uan:
Año 2007 (ponele) mis amigas conocen en San Bernardo un grupo de banda de chicos de zona norte y por un momento parecía que ibamos a conformar un gran grupo de amigos y amigas. Todo se fue al carajo cuando las hormonas empezaron a hablar por nosotras y bueno, fue un todos con todos. Yo me enamoré de uno. Bueno, me enamoré de tres. Bueno, no me enamoré de ninguno pero me calentaban todos, ta?. No puedo explicar las cosas que hacíamos con mis amigas para figurar, ir a todos los lugares donde iban a bailar, darnos por invitadas a fiestas... bue, nada que cualquier chica arrastrada no haga. Cuestión que en todo ese tiempo que ellos nos aceptaban y después cuando no sabían como deshacerse de nosotras, yo chapaba con uno. Como si hubiéramos sido etiquetados, él era mio y yo era suya. Pero yo soy de la cerveza y (en esa época) de los tragos por $3 en Goa. Y hacían estragos en mí. Todas las noches que él no venía, o que el tequila berreta se apoderaba de mí, yo me chapaba a algún amigo de él. Cualquiera, cero códigos. En ese momento era la muerte. Era como si le hubiera amputado una pierna. Obviamente no era yo lo que le importaba, sino su orgullo. Pero como yo estaba "enamorada" de él, sufría cuando se enojaba. Una noche, después de estar con uno de sus amigos y que él nos viera y me insultara un poco, me fui del boliche llorando. Lo llame insistentemente hasta que me atendió, le pedí perdón en mil idiomas y le prometí que no lo iba a volver a hacer. Él me perdonó y cortamos. No conforme con eso, al cortar le mandé un sms que decía "Gracias por ser tan excelente". Jamás obtuve respuesta. Jamás entendí qué quise decir. Jamás mis amigas me dejaron olvidar eso. Y jamás había escrito un post tan poco interesante tratando de evitar contar que estoy teniendo una especie de romance con un pibe con novia.

3.7.11

Ups, creo que metí la pata - Volumen III

Algo comenzó, sí, pero Julián Álvarez no estaba al tanto. Yo decidí que tenía que encontrarlo por mis propios medios. Esas cosas que, gracias a la Internet y a la timidez, aprendí a hacer. Entonces, la primer fácil solución era agregarme al chongo de mi amiga (que ni ella tenía, pero yo sabía su mail) y buscarlo entre sus amigos. Claro, no funcionó porque basicamente el pibe nunca me aceptó. Puse Julián Álvarez en Facebook y me agregué a todo aquel que no era obvio que no era él. Uno solo me aceptó y lo primero que leí fue "Bariló '11". No voy a negar que me tentó, pero lo borré. Así asumí que en Facebook iba a ser imposible encontrarlo. Entonces lo googlié. "Qué idiota", estarán pensando ahora. Pero no, se donde trabaja, así que eso acotó basante las opciones. Sé que fue a un colegio alemán y se que es muy alto. Esos son todos mis datos. Y con eso, aaaaalgo tenía que encontrar. Bueno, no. Encontré algunas cosas suyas, sí, pero no su mail, teléfono o dirección. Ahí me iluminé. Mentira, alguien me dijo que existía algo llamado mmmm, no se el nombre, donde tenías a todos tus contactos de msn o hotmail, o no se. Cuestión que yo tengo a mi amiga. Mi amiga tiene a su chongo. Y su chongo tiene a Julián Álvarez. Voilaaaa! (a.k.a. vualá). Listo. Ahí está. Pude ver sus contactos. Podría ver sus fotos, pero no tiene. Podría ver su mail, pero lo tiene oculto. Podría ver su foto de perfil, pero tampoco. O sea, no me sirvió de nada. Solo había un botón muy interesante que decía "agregar a Julián como amigo en messenger". Yo le entré, pero bueno, nada pasó. Tal vez no usa msn. Tal vez no me quiso aceptar. Tal vez nunca te he dado lo que tu esperabas (Ricky <3). Que se yo. En resumen, nada pasó. Entonces empecé a buscar a sus contactos, uno por uno en Facebook. No, si mis problemas son incareteables. Que se yo, encontré a algunos, pero ninguno me llevó a él. Y así me resigné. Ya está. Me duele más la frustración de no haberlo podido conseguir, que el pobre Julián Álvarez en sí, que si algún día se entera, probablemente se sienta acosado. Ahora, completamente disponible para empezar a averiguar la vida de otra persona, escucho sugerencias. Mientras, voy a tratar de asumir que fallé y vivir con eso. Solo para tomar carrera y usar ese último as que siempre tengo bajo la manga.

1.7.11

Ups, lo hice otra vez - Volumen II

Fue una casualidad. Una vez en casa, mi segundo FAIL llegó cuando me quise hacer la canchera preparando unos drinks y me salieron intomables. Imaginate que yo ya estaba medio copeteada así que cualquier cosa me venía bien, pero eso no lo pude pasar. Por suerte hacía calor y cosa que refrescara, cosa que se aceptaba. Pero, por desgracia, la consecuencia de que yo ya estuviera copeteada, es que no me acuerdo de nada de esa noche. Solo del nombre Julián Álvarez. Unos meses después, estando en San Telmo con un amigo, veo un chico caminar por la vereda de enfrente y sin querer dije Julián Álvarez. Supe que era él aún sin recordar su cara, supe que vivía por San Telmo aún sin recordar su voz (?). No tuvo nada de romántico en ese momento, fue solo la emoción que me dió reconocer a alguien por la calle. Soy cholula, chismosa y futura vieja metida, me gusta ver gente de casualidad y después comentarlo. Pero en ese momento me olvidé de comentarlo y se me pasó. Al tiempo, mi amiga y su chongo deciden dejar de verse. Ese sería el final de de algo que nunca tuvo comienzo. Por ahora...

Continuará...

29.6.11

Ups, lo hice otra vez - Volumen I

Boluda, acabo de hacer la cosa más freak de mi vida. Siempre fui bastante acosadora y perseguidora de pibes, como la noche que conocí a Darío y a las 6 de la mañana cuando volví a mi casa, lo busqué en msn, lo agregué y le mandé un mail cuando él ni siquiera me había pasado su número de teléfono. Ok, a veces esas cosas me salen bien (no digo que Darío haya sido el caso) pero por lo general, la gente cree que soy una loca stalker y creo que más de uno me debería haber puesto una orden de reestricción. Mis amigas se ríen cuando tengo ganas de manejar y pasear y hago el mismo recorrido (hace 5 años) pasando por la casa de todos mis ex. Y ni siquiera ex novio, no. Ex chongo, ex pibe al que acosé, ex compañero de 151 todas las mañanas al que nunca me animé a hablarle... es variadito el tema. La cuestión es que hace un tiempo, una amiga estaba saliendo con un pibe. Un pibe de esos que tienen mil amigos y siempre se juntan todos y toman mucho fernet. Como los que me gustan a mi, digamos. Y uno de sus amigos se llamaba Julián Álvarez. Me acuerdo solo de su nombre porque cuando yo nací vivía en un depto sobre la calle Julián Álvarez, en palermo. Entonces cuando lo conocí, le dije "yo nací en vos". Primer patinada. ¿Qué onda una mina que te dice eso? Pésimo. Como esa noche todos se querían ir a bailar, menos algunos, con esos algunos nos vinimos a mi casa. Casualmente, esos algunos eramos mi amiga, su chongo, Julián Álvarez y yo. 

Continuará...

27.6.11

Recuerdos muy muy muy valiosos

Octubre 2008, me olvidé unas monedas en la casa del chico con el que salía. No pensaba recuperarlas, pero la siguiente vez que fui, me dio un cosito todo encintado que contenía mis monedas y decía "marian". Como las monedas no las usaba, y me parecía muy tierno el paquetito, lo guardé en una cajita donde también tenía dos chapitas de Corona que tomamos juntos, un fleco de un pañuelo que una vez se le rompió en casa y un dije de un elefantito que me regaló. Les aclaro que eso es lo menos freak que hice con este chico. En enero 2009 se fue a Nueva Zelanda y nunca más lo volví a ver. Ustedes creen que en julio 2011 algo salió de esa cajita? Estoy esperado necesitar un repuesto de fleco, o que alguien me regale una cadenita para colgarme el dije, o que las monedas pierdan vigencia. Es que tiene su letra, entienden? Su letra. Habrá un record Guiness para la mujer que menos supera? 

23.6.11

Regla para la felicidad 2

Que prendas el Bluetooth en un bar mientras tomas algo con tus amigas y chequees los nombres para buscar al potencial chongo que estás viendo pero no te animas a hablarle, es menos patético que ni siquiera hacerlo. O al menos te genera expectativas, evitas escuchar la conversación sobre peleas con novios, y crees que la gente cree que sos popu porque te la pasas con tu Blackberry. Ay, si, que buena compañía ese aparatos. Top 3.

22.6.11

Se buscan respuestas

Es sobre un vecino que me gusta y que pasea a su perro por la cuadra de mi casa:
Día 1: Camino con una amiga buscando un lugar donde vendan Coca-Cola, nos cruzamos con él, le preguntamos, yo lo ficho.
Día 2: Estoy en la puerta de mi casa, arriba del auto, con la ventanilla baja y cantando Alanis Morissette a todo volumen, él pasa caminando por enfrente y nos miramos diciendo "ah, sos vos". Yo decía eso, seguro el le decía a su perro que tenía una perra para presentarle.
Día 3: Salgo de casa en el auto, lo veo de pasada y doy vueltas por el barrio intentando cruzarmelo (quien sabe para qué) pero nada.
Día 4: Voy caminando a la casa de mi papá. En la esquina lo veo que viene cruzando y me habla. Yo iba tan concentrada en no caerme de los tacos y preocupada porque una vecina me había dicho que había un taxi-robacarteras dando vueltas, que lo ignoré.
Día 5: Salgo de casa en el auto con un amigo y lo veo, clavo los frenos juuuuusto al lado de él y digo "ese es mi vecino el que me gusta". No me escuchó, pero hicimos contacto visual antes de que vuelva a arrancar.
Alguien me puede decir que hacer? le compro una correa a mi gato? cambio mi gato por un perro? le toco timbre a los departamentos con balcón al frente? pongo carteles por el barrio? alguien lo conoce? como lo encuentro en facebook? tendrá prendido el bluetooth mientras pasea al perro? vivirá solo? será soltero? que hará de su vida? cuál será su color favorito? ven porqué necesito conocerlo? tengo muchas preguntas, ayuda.

18.6.11

De porqué preferí conservar mi cama de una plaza

Me despierto y alguien está husmeando en mi tanga. Ya de por sí, la idea no me entusiasma tanto y cuando me doy cuenta de que es mi gato que le está arrancando las lentejuelas con los dientes, mucho menos. Paren, tengo una explicación para eso. Hace unos años, cuando superé la etapa de "hobbie: charlar" para caer en la etapa "Fan de: el color fucsia", una amiga me regaló un kit de cosas inusables. Inusables pero fucsias, por ende las amé. Entre ellas, había una tanga con la palabra "sexy" bordada en lentejuelas. Todo muy mersa como me gusta a mi. Desde que me fui a vivir sola y tengo que lavar mi propia ropa, suelo usarla de back up, está en la lista de cosas que "menos mal que nunca tiré". Eso es mentira, siempre la usé y la amo, pero quería dejarles una imagen un poco menos cabeza de mí. Entonces, volviendo al tema, me desperté y mi gato intentaba arrancarme lo sexy de la tanga.

16.6.11

No preguntes si no te gusta lo que respondo

- como andas?
- uff, te resumo: me duele hasta tener el pelo atado, me pasé las ultimas 5 horas limpiando, mi cena no me sacó el hambre pero si las ganas de vivir, me hago pis y no quiero usar el baño hasta que no me olvide lo que sufrí limpiandolo las últimas 5 horas.
- ... era simbólica la pregunta...

14.6.11

odiosa, babosa, te quiero valerosa!

Cuando una persona se tiró de un tobogán y se rompió el jean de lado a lado; volcó con un cuatriciclo a 10 km/h en el viaje de egresados; se cortó el dedo (y se le infectó) con un vaso de plástico; una paloma la agarró de los pelos y aleteaba mientras caminaba por Cabildo y Monreo; simuló hablar con Brad Pitt en un colectivo por un celular de cartón (cuando no tenía uno real); a los 2 días de su primer celular real, lo enterró en la arena cuando la sorprendió una ola; un chico (intentando chamuyarsela) le dijo que se parecía a José María Listorti, ella dice ser parecida a Florencia Torrente; le dijeron que garcharsela valía $22, 2 de cerveza y 20 de telo (viejas épocas); tragó un pedazo de carne que le había quedado entre los dientes a un chileno que se chapó una noche en un boliche; dijo que la carrera más corta duraba solo un año y se llamaba Ciclo Básico Común; después de chaparse un pibe en un boliche preguntó si alguna había visto la riñonera que tenía, porque ella la sintió; rebotó tres veces en el piso con las tetas después de caer mientras intentaba hacer una coreografía de Luis Miguel; se dejó depilar la tira de cola por una amiga; admitió estar enamorada de Harry Potter; y no sos vos, lo único que podes decirle es GRACIAS POR TANTO MATERIAL. 

31.5.11

El día que cometí el gran error

Hoy es el cumple de mi primer noviecito del secundario. Lo digo así para restarle importancia y tratar de olvidar que después de salir durante un año y pasar otro año peleandonos en clase, pasé otros dos años llorando porque lo extrañaba. O no se porqué, creo que porque soy mujer y porque el duelo siempre tiene que durar más que la relación. Si no lloras por lo menos el 150% de tiempo juntos, no es creíble. Y si bien esa relación fue bastante turbulenta, quiero que sepan para que puedan entender lo patética que es mi vida, que ese fue mi único novio. Tuve otros en la primaria, pero lo más groso que pasó fue que un chico me regalara un llavero luminoso que venía en los Traka-Traka. Fuerte. Después de eso, cuando terminé el secundario, tuve varios "enamoramientos" fugaces. Muchos de hecho. Pero la mayoría con gente freak con direcciones de mail extrañas tipo hernanblenders@ o podervegetal@. O mejor, con gente que después de estar conmigo (y con mi mejor amiga) se declaró gay. O, como frutilla de la torta, gente que vivía lejos/se iba a vivir lejos. En fin, hoy es el cumple del chico que me hizo conocer la parte más cursi y empalagosa que tengo. Mentiría si dijera que no averigüé para ponerle un pasacalles. Ya se, nadie lo preguntó, pero como puedo ocultar algo tan horrible? Me atormenta ser la única que lo sabe! Y justo hoy, que me levanté pensando en eso, impuse un antes y después con el señor que vende autos en el concesionario de abajo de mi laburo. Hace tres años que trabajo acá. Compartimos muchos almuerzos. Nos contamos cosas de nuestras vidas, tenemos una relación cordial y tratamos de hacernos más amena la estadía diaria. Pero justo hoy, se me ocurrió saludarlo con beso. De eso no se vuelve. Ahora no solo lo voy a tener que saludar con un beso todo los días, sino que el 31 de mayo va a ser "el día en el que cometí el gran error".

24.5.11

mirame, mirame, mirame

Ella tenía un amigo invisible. Durante etapas, los dos jugaban y se divertían. Pero algunas veces, cuando ella lo buscaba para jugar, él rompía alguna parte de sus muñecas favoritas. Ella se iba corriendo a su cama y lloraba y pataleaba. Pero al cabo de cinco minutos se olvidaba y volvía a ver la masacre. Después de un tiempo, aprendió a no enojarse por las muñecas rotas y a ponerse contenta porque él disfrutaba de eso. Lo veía sacarles las cabezas, perforarles los ojos, cortarles el pelo con una sonrisa y brillo en los ojos, y no podía evitar permitirlo. Solo quería que él se divirtiera. Hasta empezó a participar y casi disfrutar de esas atrocidades. Aún cuando cada cosa que le hacía a sus muñecas la sentía en el cuerpo. 
Cuando no estaba con él, estaba pensando juegos para proponerle, porque no quería volver a vivir esa situación. Pero era inevitable. Le gustaba la propuesta pero siempre decía que no. Y volvía a agarrar sus muñecas. Un día se dio cuenta de que aún cuando él no estaba, ella rompía sus muñecas. Se le había vuelto un habito. Lo hacía sin pensar, ya le había encontrado el gustito al dolor. Y sus muñecas ya eran solo pedacitos de cuerpos sin posibilidad de reconstrucción. Un día, le dijo que no quería jugar más a eso, que no le hacía bien. Y no volvió a verlo.
Hoy, cuando lo recuerda, no duda de que en realidad, la amiga invisible era ella.

20.5.11

Yo = SuperYo

Es sabido que de chica mi sueño era trabajar en Chiquititas. Primero porque sabía que había nacido para ser una estrella y segundo porque mi hermano mayor, que siempre fue mejor que yo en todo, se iba a morir de envidia si yo trabajaba en la tele. Pero a pesar de todo el esfuerzo que hice cantando por la calle esperando cruzarme con Cris Morena, no funcionó. Cuando terminé la primaria y asimilé que ese sueño ya estaba roto, desistí de ser una estrella y nunca más volví a encontrar mi lugar detrás de una pantalla. Hasta que ví Los 4 Fantásticos. Primero me quise casar con Jessica Alba. Pero después, de a poco, empecé a notar que tengo un montón de poderes. De todas maneras, se me complicaba un toque llegar a Hollywood, así que también me olvidé de esa idea. Pero ahora que los superpoderes llegaron a Pol-ka, me doy cuenta de que mis dones pueden ser explotados también en Baires. Les paso a contar:

17.5.11

Llegué y toqué fondo!

Esto es cualquiera. La mejor manera de mentirse a uno mismo es tratando de olvidar todas las cosas que fuimos e hicimos y creer que porque eso no sea presente, no es parte de lo que somos hoy. Pero siempre (siempre) hay gente que se encarga de recordartelo. Como esa anécdota que yo olvidé por muchos años y una amiga me recordó hace poco. Ahora resulta que no puedo dejar de pensar en eso. Fue así:
Hará cosa de dos años, no me acuerdo bien porqué, con mi mamá decidimos ir a Córdoba a visitar familia. Ah si, ya me acuerdo, ella porque cree que su mamá se va a morir en cualquier momento (lo esperamos hace años y jamás pasó) y yo porque recientemente había tenido una revelación de amor (familiar) con uno de mis primos. Fuimos a pasar 2 noches, o sea, 4 días más dos noches más de viaje. Paja. Yo la primer noche me quedé en Tanti con mi primo mayor y su familia. No quise ver a mi abuela pero me la crucé en la calle. Jugué con Luca, bla, normal. Al día siguiente me fui a Córdoba capital a la casa de mi primo Agustín. Por alguna extraña razón accedí a juntarme con él y 3 amigos más a ver un partido de la selección. Yo me imaginé 3 potrazos, en cuero, tomando cerveza y gritando goles.

13.5.11

10.5.11

Hasta que la muerte nos junte

Toda mi vida tuve problemas con la esposa de mi papá. Y esta vez no estoy exagerando. Desde que tengo 3 años ella existe en mi vida y creo que desde los 6 ya nos odiamos. Siempre nos hicimos la vida imposible mutuamente. Desde que me mudé, fui muy pocas veces a la casa de mi papá para evitar verla. Ni siquiera terminé de llevarme todas mis cosas. Pero la semana pasada, mi hermano iba a cenar con ellos y no podía dejarlo solo así que fui. Fui más temprano para aprovechar y sacar con la memoria externa, todas mis cosas de la computadora que dejé y no voy a usar más. Pero no solo mi papá no estaba y me tuve que fumar su cara de orto por tener que abrirme la puerta, sino que cuando subí a mi cuarto, lo había convertido en un taller de pintura. A ver, mi hermano hace 3 años que no vive más en esa casa. Pero no, la habitación del príncipe sigue intacta. Ok, no estoy en condiciones de quejarme por eso, porque en definitiva ya me fui y no pienso volver nunca más. Pero si quisiera/necesitara volver, no tendría habitación. Sacando este tema que me fastidia bastante, el problema era que mi computadora estaba en un rincón y tenía TANTAS cosas adelante que, de nuevo no exagero, no pude llegar ni a prenderla. Cuando llegó mi papá le dije que sacara todas esas cosas que me iba a llevar la compu.

9.5.11

No pasa nada

Pero nada de nada eh. Y no es como cuando le preguntas a una mujer que le pasa y te dice "nada" pero es obvio que algo hay. En mi vida actual, no pasa NADA. Por eso opté que vivir de recuerdos. Y por lo general no son geniales. Digo, no quiero exagerar, pero entre que me cuesta ver las cosas positivamente y el de arriba no me tira ni un centro en cuestiones de amor/garche, se me complica un toque. Y tratando de analizar un poco como fue que llegué a esta situación, me di cuenta de que siempre actué todo lo mal que estaba a mi alcance. Y además lo reprimí en lo más profundo de mi inconsciente, así que tampoco tengo recuerdos de eso. Por ejemplo, ayer me lamentaba por nunca haber concretado con un chico que me gustaba mucho. Y mi amiga me recordó que: me chapé a dos amigos suyos y que cuando él quiso intimar en su auto, yo me negué.

5.5.11

Cielito lindo

No se si alguna vez hablé sobre la obsesión que tengo con el cielo. Con el cielo, las estrellas, las nubes, el sol, la luna, los planetas (sobre todo Neptuno). Las constelaciones me chupan un huevo, nunca pude ver nada. Quisiera ir al planetario pero me entusiasmo demasiado y me termina decepcionando. Digo, porque ya fui y me pareció una garcha. Una vez, en ese viaje en avión donde casi muero por amor por la ventanilla se veía Venus. Fueron 30 segundos, pero me olvidé de todo. No es que yo inventé que era Venus, lo dijo el piloto y yo le creí. Parecía un nene embobado mirando Los Teletubbies. Pero más sano. Lo conté, pero a nadie le emocionó tanto el tema. Igual, la cosa más increíble que vi en mi vida fue en Costa Rica. Acostumbrada a veranear en la costa argentina, todos sabemos que el sol se pone del lado del mar. Pero en Montezuma no. Porque está en la costa pacífica, y una noche salimos (la única) con Michael, el tipo que nos estaba alquilando una cabaña. Fuimos a comer unas pizzas y, para variar, yo tenía una cara de orto terrible porque la pizza no me agrada mucho. Después fuimos a una fiesta en la playa. En un momento, Michael invitó a un tipo a nuestra ronda en la arena. Era raro, hablaba raro, actuaba raro y en un momento empezó a hacer señas con otra gente a lo lejos y interpretamos que estaba por venir la policía. Hasta ahí no daba miedo, ni entendíamos porqué se alborotaba tanto. Entonces empezó a enterrar en la arena de nuestra ronda bolsitas que dedujimos que era droga y se fue. No preguntamos que era, pero ya no nos gustó nada la situación. No se a que viene esto, porque finalmente no pasó nada. Ah sí, esa noche, vi la cosa más hermosa del cielo. La luna estaba saliendo, completamente llena, naranja y gigaaaaante, por el mar. O sea, por el horizonte, pero yo la veía salir del mar. Me quedé anonadada. Fui la única. Siempre supe que la luna salía por algún lado, pero nunca la había visto salir y menos por el mar y menos en Costa Rica y menos a las 12 de la noche. Esto de vivir entre edificios hace que me pierda cosas muy buenas. Y hoy descubrí una página increíble con unas fotos espectaculares en Islas Canarias de un tipo que es astrofotógrafo y quería compartirlo con ustedes. Si algún día desaparezco, ya saben donde encontrarme.

3.5.11

Cueste lo que cueste

- Hola, sí... eeeh quierooo... mmm 5 de estos, cuánto está cada uno? UN PESO EL PICO DULCE? Bueno, si... me llevo 5 igual. Y también quiero mmm a ver, a ver mmm 3 cabsha, 3 marroc que al nene le encantan... estemmm, tenés tic tac de esos que son de varios colores? como algunos amarillos... otros rojos... no se de que gusto son. Sí, esos! me llevo uno también. Y por último... sabes de qué antojo tengo? una cindor, de las chiquitas tenes? Uh buenísimo! Listo, nada más.... cuánto es?

No, disculpame, sabes qué? dame un Marlboro box y te dejo todo eso. No puedo.

28.4.11

Yo se que a todos les pasa

- Buen viaje, nos vemos el lunes!
- Gracias Vivi, un beso.

Qué carajo hago ahora en aeroparque, sola, durante 2 horas? Bueno, voy a despachar mi valijita y recorrer todo aeroparque, seguro algo interesante va a pasar y me voy a entretener, ni me voy a dar cuenta que estoy haciendo tiempo.


No, claro, solo me senté en el piso contra una ventana para ver la pista e hice uso y abuso de mi Blackberry que, te juro que ya no me divierte tanto. Pero en esos momentos te salva. Más las 3 personas que me tienen de número gratis. Más avisarles a mamá y papá que estoy bien. Más hacer pis, maquillarme. Más salir a fumar 3 veces. Más comerme un rato las uñas. Menos un retraso de 1 hora.

- Listo, ahí está entrando la gente, te dejo. No me da subirme al avión chateando. Aparte no tengo batería y no voy a poder avisarles a mis viejos cuando llegue. Aparte te veo en un rato. Después de volar sola durante dos horas. No, estoy bien, no me da miedo. Bueno, un poco tal vez. Pero tengo que superarlo. Estoy nerviosa. Te dejo, beso.

Bueno, fffffffiu, ay por dios!, relax, relax. ¿cuántas posibilidades hay de que juuuusto este avión se caiga? es obvio que no va a pasar... Y si eso era lo que pensaban los muertitos del avión de Lapa antes de despegar?. Y ese viejo que me mira? por dios, huele muy mal. Menos mal que nos separa un asiento. Qué bajón si me hubiera tocado inmediatamente al lado de él! Ay, a veces soy tan afortunada... creo que es el karma... sí, tiene que ser el karma... yo sabía que había estado bien en ayudar a esa vieja a cruzar la calle. PARA! me estoy yendo del tema importante! puedo estar a punto de morirme y no saberlo. y qué debería hacer antes? ya me despedí de mis viejos... creo que mis amigas saben cuanto las amo... mal que mal, siempre hice lo que quise de mi vida, no tengo muchas cosas de que arrepentirme... estoy volando, sola, para ver a un pibe que conozco hace 3 semanas... no creo que mi historia pase desapercibida: "... seguimos con esta conmovedora historia. Mariana tenía 23 años y en el aeropuerto de Resistencia lo esperaba un chico. Se habían conocido semanas atrás y después de que él la visitara en Buenos Aires, ella iba a ir a Corrientes para verlo. Pero su avión nunca llegó..." que bajón, eso es lo más novedoso de mi vida para decir en un noticiero? Eso, es una turbina fallando. Gracias Simpsons por tanto material. Y si duermo un rato se pasará más rápido el tiempo? Buen, no puedo dormir. Pobre Flor que me prestó la tarjeta para sacar el pasaje en 6 cuotas. Es obvio que no le va a dar para llamar a mi familia y pedirles la plata. Lo va a terminar pagando ella. Le tendría que haber dicho a mi mamá que si me pasaba algo, aunque sea después de que pase el shock del primer momento, tenía que arreglar ese tema. Pero bueno, no puedo estar en todo tampoco. Aparte me hubieran tratado de loca fatalista si les decía eso. 
- Ding Dong. Buenas noches estimados pasajeros...

26.4.11

Volví a ser una teen

¿De qué debería avergonzarme mas:
de que mi nick en ICQ haya sido mucho tiempo «La Cholito» o que cuando apareció el MSN en mi vida, la charla más interesante que tenía era "che... estoy re aburrida, tenes algún emoticon para pasarme?"?

También pelea cabeza a cabeza a mi mamá preguntandome sorprendida si ya había revelado las fotos que saqué el domingo que siendo lunes ya se las quería mostrar.. LA SEMANA PASADA. No se quién es más retro.

25.4.11

El que busca encuentra

El momento en el que te pones online en el msn porque en ausente "él tal vez crea que no estas y no te hable"... en ese momento tenes que replantearte algo. Por no decir todo.

24.4.11

Sin mi hermano no vuelvo a un almuerzo familiar

"vos tenes que estar con quien te haga feliz, no te tiene que importar que el resto no esté de acuerdo, ni tu mamá, ni tus hermanos, ni yo, ni nadie".
Gracias pa, la única razón por la que me importa demasiado lo que opine mi familia es porque vos los últimos 20 años estuviste con una persona que me hizo la vida imposible y que te separó de tu familia. Vale aprender de tus errores y no querer repetirlos?

19.4.11

Marche una dosis de autocontrol

Hay algo después de dejarle 19 llamadas perdidas y 10 mensajes de texto sin respuesta?
En qué pensaba en los últimos 18 llamados, que iba a atender?

15.4.11

Me siento liberada

Habiendo conseguido que mi hermano anunciara su repudio a mi blog por "exceso de información", tengo una confesión que hacer. A mi me parecía una situación totalmente normal hasta que la semana pasada lo comenté al pasar y me escuché.
El año pasado mi mamá cumplió 50 y quiso hacer una fiesta en casa con mucha gente, mucha decoración, mucha comida y mucha... pero mucha cerveza. Era 3 de octubre así que ya empezaba a hacer calorcito. Y, todo bien, pero a mi el calorcito me da un poco de bronca y muchas ganas de tomar cerveza. En mis 23 años es la primera vez que hay tanta gente en mi casa y que mi mamá está tan feliz. Contrató a un imitador (mega patético) de Sandro, para sus amigas cincuentonas calentonas y también para sus maridos que iban a disfrutar del fuego prendido. Yo fui con una amiga y un amigo. Después de eso no salí. Ese día perdí mi billetera. Esa es la historia oficial.
La semana pasada charlando con un compañero de trabajo:
- uh, tengo que pagar el curso y no traje la plata.
- que goma, pasa por un cajero y sacala.
- pero no traje el débito.
- porque no? yo voy con mi tarjeta a todos lados... o sea... está en mi billetera.
- si, pero si me afanan la billetera me quedo en bolas.
- por eso yo tengo dos billeteras: una donde solo hay plata y una con el dni y todas las tarjetas, obra social, etc... bah, ahora tengo una sola porque perdí la de la plata y las unifiqué.
- uh, como la perdiste?
- estaba ebria y me fui a comprar un evatest, cuando salí de la farmacia con el evatest, la billetera, la bolsita, el ticket, mis tacos, las lágrimas y la ebriedad... no se, desapareció.
- pará pará pará, fuiste borracha manejando a comprarte un evatest? NO SOS NORMAL.
No se me ocurrió ni una razón para explicar esa situación in-ca-re-tea-ble.

13.4.11

El amor de la vida de alguien más - FINAL

-uh, no puedo, rindo la semana que viene así que este finde me guardo. Beso

Ok, no tengo mucha opción, tendré que esperar y la semana que viene cuando rinda me va a avisar que ya tiene un poco más de tiempo libre y no casaremos en la hermosa ceremonia que voy a estar preparando esta semana. Pero... por dentro ya sabía que las cosas así no funcionaban.
¿Hace falta que diga que eso nunca pasó? El viernes de la semana siguiente, cuando ya me había comido las uñas, la piel de los costados, los dedos y el brazo hasta el codo, le mandé otro mensaje.

-como andas? como te fue en el exámen?
-creo que bien… espero… pero me dan la nota la semana que viene.
-(yo bien también, gracias por preguntar) Ah, bueno… y este finde ya tenés planes?
-cri…cri…

El lunes siguiente:
-che, está todo bien si no queres verme pero estaría bueno que me lo digas… bah, de eso justamente estuvimos hablando, de ser sinceros y decir las cosas de frente
-cri… cri…

Y así, sin más, fue como perdí contacto con el amor de la vida de alguien más y las repercusiones fueron estas. No se que fue lo que pasó y no me importa, y a esa frase de mierda “persevera y triunfarás” no le creo una mierda. No me consuela haber hecho todo lo que podía, quería una respuesta. Pero fue más fácil resignarme.
Muchos muchos meses después, la vida me dio una revancha. Lo vi bajando las escaleras del Dot y dije "esta es la mía". Lo agregué a Facebook, me aceptó y le mandé un mensaje privado que decía: “iba a hacer una pregunta muy pelotuda, si ya te habias ido a nz, pero el otro dia te vi en el dot asi que me parecio obvio que no pero bueno, te mando un beso y si estas proximo a irte, buen viaaaaaaaaaje!” A lo que él me contestó muy sutilmente: “heyyyyyyyy, como va?? Estoy a 7 meseeeees, falta pokito pero a la vez es mucho... Antes de irme en lo posible se armara aaaaaaaaalta fiestaaa, pero sin negros capochas q rompan cosas jajajjajaja.”

Pero qué manera más cagona de mandarme a la mierda. Yo entendí mal o lo único que hizo fue muy similar a ignorarme y dejar una mini luz prendida bien al fondo para que, dentro de 7 meses, tal veeeeez me invite a una fiesta que tal veeeez se haga? Eso sí, me tiró un chiste cosa que se pueda discutir que es buena onda. Pero todos sabemos que no. Ok, con esa respuesta terminé de entender que eso quedaba ahí y no podía hacer nada al respecto.
Me choca perder gente. Digamos, no que se muera. Sino que no esté en mi vida. Sobre todo, a esa terrible verga.

11.4.11

El amor de la vida de alguien más - PARTE III

A los pocos días, después de una serie de mensajes de texto (que no recuerdo pero probablemente inicié yo) arreglamos para vernos. La cita iba a ser un jueves después del trabajo. Y resulta que yo siempre tengo ideas fantásticas para las citas y le pedí si me acompañaba a una farmacia (de esas cadenas de farmacias, pero las berretas, no Farmacity) a gastar un vale que me habían dado en el trabajo. O sea, le dije que me iba a acompañar una vez que ya nos habíamos encontrado, ya estaba arriba del auto y ya se había dado cuenta de que yo estaba con una compañera de trabajo que también tenía que ir. Pero el pibe es tan despreocupado y copado que ni le importo, se cagó de risa, me ayudó a elegir una planchita de pelo para mi mamá y al ratito nos fuimos. Ahí, cuando la situación se transforma en una cita normal, ahí es cuando yo dudo. No se que hacer, que decir ni donde ir. 
No me acuerdo bien como lo resolvimos pero terminamos yendo a un barcito cerca del río, estacionamos en una calle oscura y llovía un montón. Eso lo inventé, no se si llovía pero es un lindo adorno a la historia. En ese momento me propuso fumar antes de bajar. Inicialmente dije que no, pero ya les expliqué, tengo el síndrome del "sí fácil" y terminamos encerrados en el auto creyendo que eramos dos insectos de la época prehistórica y que si salíamos de ahí iba a haber dinosaurios malos y gigantes esperando para comernos. Sí, así de pelotudo como suena, fue muy divertido. Nos reímos sin parar durante horas y realmente, vivimos como insectos prehistóricos por un rato. Pero pronto tuvimos la necesidad de tomar algo, comer algo y hacer algo de pis. Pero no quisimos ir al bar donde pensabamos ir, fuimos a una estación de servicio, tramitamos nuestras necesidades y volvimos al auto. Pero esta vez al asiento de atrás. Yo me excusé de que estaba incomoda y me saqué las botas. Él se desabrochó el jean. No se si hace falta que detalle lo que vino después. Vino lo que tenía que venir. Sin exagerar, fue un gran gran garche. Claro que ese fue el día en el que Nueva Zelanda desapareció de mi mapa.
Se imaginarán que si el día que lo conocí yo proyecté casamiento, para ese momento ya estaba pensando que ropa me iba a poner para conocer a su familia y buscando lugares donde pasar nuestra luna de miel. Me encantaba: tenía una sonrisa hermosa, manos grandes, me hacía reír, era simple y teníamos buena química sexual, fundamental. Si hubiera estado ebria probablemente le hubiera dicho que lo amaba. ¿Ya dije lo genial que estuvo el garche?
Esa cita terminó ahí, cuando nos quisimos dar cuenta era la 1 am y al otro día ambos teníamos que trabajar y no parecer zombies.
Pasó 1 día... 2... 3... yo ya no podía aguantar la ansiedad. Necesito que las cosas pasen ya. Traté de aguantar lo más que pude y el martes de la otra semana le mandé un mensajito:
- ¿Cómo andassss? nos vemos el finde?

Continuará...

9.4.11

El amor de la vida de alguien más - PARTE II

El ebrio era insoportable, DENSO. Cuando estábamos llegando a la casa (después de quemarme el cerebro todo el camino) se dio cuenta de que no tenía llaves y por ende, se tenía que ir a dormir a la casa de alguien. Ahí tomé las riendas de la situación y decidí que íbamos a ir todos a desayunar a uno de esos lugares que está abierto toda la noche solo para el bajón y que después veían donde dormía el choborra. No se cómo, en un minuto llegaron 2 amigos más y ahí estábamos, mi amiga y yo viendo como 4 pibes desconocidos se clavaban una pizza con morrón y un pibe desconocido y ebrio babeaba mi cartera. Obviamente le levanté la cabeza y le puse servilletas debajo de la boca. Para ese entonces mi borrachera ya no existía y yo solo tenía ganas de matar a todos, casarme con el pelado que era muy copado y dormir. Pelé cara de orto, agarré mi celular y me puse a jugar al poker. Cualquier persona normal creería que soy muy ortiva, mala onda y autista pero a ellos les parecí “grosa” porque son fanáticos del poker y yo no solo los había llevado, también había tirado la idea de desayunar y ahora estaba jugando poker. La realidad es que los chicos eran muy copados, sobre todo uno que, quien sabe, capaz lee esto porque a veces nos firmamos blogs. Ahí me di cuenta de que me sentía muy aceptada en el grupo. Mis amigas cuando hago algo así me miran con cara de orto y me ignoran y ese es “mi gran defecto”. Realmente podíamos casarnos. Vale aclarar que hasta ese momento entre el pelado y yo no había pasado absolutamente nada. Ni me animaba a mirarlo a los ojos.

7.4.11

El amor de la vida de alguien más - PARTE I

Me choca perder gente. Digamos, no que se muera. Sino que no esté en mi vida. Por ejemplo, nunca superé haberme peleado con una chica de la que fui muy amiga llamada Soledad y que en realidad ya no me acuerdo ni porqué nos peleamos. Pero hoy voy a hablar de algo mucho más superficial. Un chongo.
Situación: sábado medianoche, volvía a mi casa en el auto de cenar con una amiga, muy dispuesta a dormir. Suena el celu:
- Hola Maruuu, cómo estás? Che... qué te iba a decir... me llamó Alfon, me invitó a una fiesta... pero no me da para ir sola con todos sus amigos...
- Ni lo sueñes, estoy yendome a dormir, re villera vestida, sucia, mala onda... de hecho.. estoy en la puerta de casa, te dejo porque tengo que entrar el auto, mañana me contás como te fue!
- Nonononon pará, plis, acompañame, yo tampoco me bañé, si querés no me maquillo y no me pongo tacos, te presto ropa, nos delineamos antes de llegar... plis, dale... te estas yendo a dormir un sábado a las 12 de la noche, no me jodas, acompañame.
- Bue, en ´10 estoy en tu casa, bajame el vestidito negro que me gusta a mí... (sufro del famoso "sí facil")
- Ay... pensaba ponermelo...
- Bueno, ponetelo y andá sola.
- No, no, está bien, te lo presto... me pongo otra cosa.
- Bueno dale, te veo en 10
- Genia, beso.
-Ah, para, para... esto es en serio, no voy a esperarte abajo más de 3 minutos de reloj, así que yo que vos voy bajando.

5.4.11

Cada loco con su tema...

Hace un par de años, mientras charlaba con mi mamá y su marido sobre mi hábito de fumar:
Yo: Y qué se yo... no se si es un vicio o qué. Pero ponele, no fumar mientras espero el bondi me sería imposible... no sabría que hacer con las manos!
Mamá: Ay sí... que aunque no lo hagas estás pensando en eso! Te re entiendo!
Esposo: Y vos que sabés si nunca tuviste ningún vicio... no fumas, no tomas, no nada...
Mamá: (mientras se le llenan los ojos de lágrimas) Bueno... en realidad sí tengo un vicio...
Todos abrimos los ojos y nos quedamos en silencio esperando que explique esa situación urgente.
Mamá: SOY ADICTA AL MANÍ!
Sí señores, así como lo leen, mi mamá confesó ser adicta al maní y nos contó que casi todos los días cuando va al chino se compra un paquetito de maní japonés y lo viene comiendo en el camino, caminando despacito para que se le termine antes de llegar a la esquina por las dudas de que, no se, nos asomemos por la ventana y la veamos. 
Después de esa confesión que me pareció entre graciosa y patética y decidí sumergirla en mi inconsciente, me di cuenta de que tiene otro gran fetiche oculto. Esta vez no me lo dijo, pero yo vi como se le iluminaban los ojos mientras desplegaba arriba de la mesa del comedor toda su colección de medibachas (que retro) de lycra, de distintos colores, texturas, con pie o tipo leggins, estampadas, de todo tipo. "mmmm tocá esto, no sabés como te levanta la cola, te achata la panza... una maravilla". Antes de eso me había estado atormentando toda la tarde para que me lleve un par porque tenía dos iguales pero sí o sí quería que me las pruebe en ese momento porque no quería que después no las use. Mi mamá me da miedo, entienden que confunde la palabra concheta con conchuda?. Es normal?

30.3.11

Le cortaron las alas!

El lunes me sentí mal todo el día. Y no es porque sea una rechazada social y no tuviera nada que hacer después del trabajo, pero me fui directo a casa a tirarme en el sillón a ver Los Simpsons. Hubiera querido que haya alguien haciendome la segunda (o sea, ordenando y preparandome tecitos) pero, repito, no es por mi condición de rechazada social, pero todos tenían cosas más importantes que hacer. Tal como cuando estas incubando algo (o te está por salir un alien del cuerpo), tenía chuchos de frío y de golpe no podía respirar del calor que hacía. Se ve que en algún momento me cansé de la depresión de mi casa con las cortinas bajas y las ventanas cerradas y me levanté a devolverle la luminosidad que la caracteriza. Claro, yo estoy acostumbrada a esperar que se abra la puerta del ascensor mirando al piso esperando que haya alguien muerto, pero eso es porque es la primera vez que vivo en un lugar donde tengo ascensor. Pero aún teniendo balcones, patios y terrazas, nunca me había encontrado con una torcaza muerta boca arriba. O sea, no me jode tener un ave muerta, me jode que soy la única que la vio y la única que se ve afectada si no la levanto con mis propias manitos. Y, claramente, eso no iba a pasar por el momento. Me sentía tan mal que creo que había más posibilidades de que el ave muerta me levante a mi que yo a ella. Así que invité a mi hermano menor a mi casa. ¡Qué ingenua! ya se había enterado lo del bicho por facebook y me sacó cagando. Ok, el pajarraco puede seguir quedando ahí hasta que un alma caritativa venga por lo menos a darme apoyo moral mientras yo lo hago.

29.3.11

¿Beneficios? de ser la sobrina de

Abro los ojos y durante una milésima de segundo estoy contenta porque me desperté antes de que sonara el despertador. Agarro mi celular para ver la hora y veo que en algún momento de la noche colapsó, tiene la pantalla en blanco y dice ERROR 564 RESET. Me levanté corriendo a hacer pis y tomarme un minuto para pensar como podía saber que hora era si no tengo celular, reloj, computadora, tele ni nada que me ayude. No puedo llamar a nadie, porque sin celular estoy completamente desconectada de la vida. Ahí me acuerdo que abajo tengo un reloj de pared y corro para darme cuenta de que hace 45 min tendría que estar en el trabajo. Por suerte ayer me bañé y dejé la ropa preparada para hoy. Así que en un minuto me visto, me lavo los dientes y me subo al auto. No tuve ni tiempo de darme cuenta que, al igual que ayer, me sentía muy mal. Solo me di cuenta que me había olvidado el almuerzo que dejé preparado en la heladera, pero oh, ya era demasiado tarde, no podía subir a buscarlo. Si ya de por sí siempre soy muy acelerada, hoy me sentía el correcaminos en medio de un colapso nervioso. En el primer semáforo decidí poner RESET en el celular y ver que pasaba. Una buena, volvió a la vida y llamé a mi jefe
- Beto, después te cuento, estoy yendo para allá.
- No te hagas problema, vení tranquila.
Relaté unas 20 veces lo que iba a contar cuando llegaran y me pidieran una explicación de porqué estaba llegando una hora tarde. Hay varias personas que tienen Blackberry en mi trabajo y saben que cada tanto pasa eso de tirar un error y que a veces ni siquiera se soluciona poniendo RESET, así que si no hubiera podido llamar no hubiera sido tan raro. Manejé como un Schumacher, intenté pasar adelante de todos, evitar cada semáforo y llegué al trabajo en ojotas, zapatos en mano, completamente despeinada y con los ojos hinchados, nerviosa, y dandome cuenta de que realmente me sentía muy mal. Rapidamente apoyo la cartera y me meto al baño a ponerme los zapatos, peinarme un poco (por suerte siempre llevo mi glorioso serum anti frizz) y pasarme una línea de delineador. Antes de salir asumí que la ropa que anoche había elegido cuando tenía frío, no había sido la mejor decisión, definitivamente estaba chivando heavy. Entro a la oficina de Beto dispuesta a explicar todo, el corazón me seguía latiendo a mil por hora :
- Uf, Beto, llegué...
- Buenísimo... no me haces un té mi amor?
- Sí, claro...
Y me fui a prepararle un té pensando que realmente necesito un trabajo nuevo.

28.3.11

Esto ya no está solo en mi cabeza

Ah, nonono, lo que me pasó no tiene razón de ser.
Les cuento, recientemente me fui a vivir sola. Eso me hace sentir grande. Además tengo auto, algún grado de responsabilidad mi viejo debe creer que tengo. Tal vez estoy en el grupo de gente joven que cree ser adulta. O tal vez ya soy adulta. Que se yo... cuál es el límite?. Estoy por cumplir 24 años. O sea... muy cerca de los 25 y eso está demasiado cerca de los 30 para mi gusto. No se que pasa a los 30, pero tampoco tengo interés en averiguarlo. La cuestión es que ultimamente me estoy sintiendo bastante vieja porque no salgo de noche, conocí 10 artículos de limpieza nuevos (que obviamente no uso con frecuencia), no soporto la música fuerte, desarrollé una gran memoria para las cosas que me hacen falta comprar cada vez que voy al super, y bueno, esas cosas típicas de mudarse sola, de crecer, de trabajar y no estudiar y de persona poco sociable que siempre tuve. Pero igual estoy feliz. Hace unas semanas fui a ver a mi hermanito jugar en GEBA y cuando fui al bar a comprar una cerveza me pidieron DNI, tan mal no debo estar. O claro, eso creía hasta que un día, un día cualquiera, un día igual de monotono y aburrido que el resto, volví del trabajo a mi casa y me senté en el balcón a mirar el atardecer y tomar coca-cola (oh si, que estimulante es mi vida!) y veo que en la casa de enfrente había unos nenes en una ventana. Un poco me alegró porque esa ventana siempre había estado cerrada y ahora sabía que por lo menos había vida en su interior. Pero como odio a los nenes no les di bola, escuchaba sus gritos pero no le prestaba atención. Hasta que me di cuenta de que me gritaban a mí. Me estaban hablando y esperando que les respondiera, y como son nenes creanme que no se cansaron de gritarme. Y contaban 1, 2, 3 ..y me volvían a gritar lo mismo. Pensaran que soy muy ortiva porque me levanté, entré y bajé la cortina para que no puedan verme. Pero quieren saber lo que me estaban gritando? "HOOLAAA SEEÑOOORAAA".
NO-DA-BA!

23.3.11

de como volví a fumar

Fumo desde los 13 años. Sí, yo se que era pequeña y que al principio "fumas para hacerte la canchera". Yo empecé a fumar haciendo algo muy desagradable que era robarle los puchos apagados al tío de mi papa (que ya de por sí, él era desagradable) en la casa de mi abuela y huyendo con mi prima a la terraza con unos fósforos y bajábamos a comer algo para disimular el olor. Y créanme, no era nada canchero eso. Mi prima también siguió fumando pero ahora es una madre de familia y ya no fuma más (pd, le deseamos un feliz cumplemes a la hermosa de su beba, te amo prima). Y yo tuve varios intentos de dejar de fumar. En julio del 2009 dejé y no fumé por un año. Pero un día volví, claro y fumé otros 6 meses y decidí volver a dejar. No se porqué nunca fumo cuando me voy de vacaciones pero si fumo cuando estoy tratando de convivir con la cotidaneidad de mi aburrido trabajo (aprovecho para pedir trabajo, donde sea, como sea, lo que sea). Cuestión que ya andaba sufriendo el hecho de no fumar y cada tanto si estaba con alguien que fumaba le pedía si podía prenderle el pucho yo y con eso me conformaba. Pero un día en el cumple de un amigo decidí que estaba para más: quería un cigarrillo entero para mi solita (siempre tan ambiciosa yo). Y como en ese cumple estaban mis hermanos y no quería decirles que quería fumar (mi hermano mayor está en Miami y el menor no creo que entre, así que todo bien), me pareció una buena idea robar. Sisi, agarré mi cartera, la apoyé cerca de un atado de Marlpiiiiiiiii y creyendo que era disimulada (estaba muy ebria) saqué un pucho y lo metí en mi cartera. Mientras sonreía por pensar que había salido victoriosa, se me acerca un chico:

21.3.11

Papá al rescate!

Papá, si bien es el mejor padre del mundo (y no estoy exagerando, es un capo), nunca se caracterizó por ser el macho de la casa. Es decir, cuando vivíamos juntos y se cortaba la luz, la que iba a ver si habían saltado los tapones con la linterna, era yo. Él se encarga de llamar a alguien que solucione problemas y pagarle. Yo soy más de meter mano o llamar a papá para que llame a alguien que me salve.
Eso fue lo que hice el domingo. Me quedé encerrada del lado de afuera de mi casa con 4 llaves de la puerta de entrada pero ninguna de mi departamento. Y adentro estaba la tarta en el horno. Por suerte estaba con Luli que me prestó su celular para que papá venga al rescate. Claro que papá quería llamar a un cerrajero y yo quería bajar con esa escalera de las mil posiciones desde la terraza al balcón de mi cuarto y de ahí al balcón del living. Después de discutir un rato, tocarle timbre a las otras dos personas que viven en el edificio y darnos cuenta de que estabamos solos en esto, papá decidió, para sorpresa de todos, que subir era más fácil que bajar y que ibamos a trepar por el contrafrente del edificio. Subimos juntos hasta el balcón del 1er piso, deshabitado. Jamás entendí porque quiso que yo suba hasta el 1ero para quedarme ahí sin hacer nada, pero en ese momento me sentí Rambo en pollera. Papá subió (contra mi voluntad) al balcón del 2do, que sí está habitado pero no había nadie. Mientras él seguía subiendo yo me imaginaba qué les iba a explicar desde el 1er piso a mis vecinos del 2do sobre la escalera que dejó mi viejo en su balcón. No me parecía la mejor forma de presentarme. Ni siquiera se si es hombre o mujer. Moría de calor, no entendía como iba a salir de ese balcón, como estaba la tarta adentro del horno, porqué mi papá tardaba tanto, porqué no me habían llamado de groupon, si se había levantado el paro del lunes y tenía que ir a trabajar, si alguna vez mis compañeros de trabajo se iban a olvidar de esa frase desafortunada que dije ebria el viernes, que quería comprarme un jean nuevo, que papá se iba a enterar cuando entrara que volví a fumar y que como podía ser tan boluda de salir del depto sin llaves. 
En fin, para mi fue eterno, pero en pocos minutos apareció papá con la escalera para que pueda bajar y darle un abrazo. Mi papá es un ídolo y mi domingo fue pura aventura.

18.3.11

a ver... como te explico esto...

Que llamaras a las 12:30 porque tenías ganas de vomitar y yo lo iba a entender... tenías razón, lo entiendo.
Que me babearas la almohada justo donde yo un segundo después apoyé la cara... me lo habías avisado, no me puedo quejar.
Que todas mis cosas (que todavía no ordene de la mudanza) estubieran en un lugar distinto de donde lo deje... no me jode, no hay nada secreto.
Que el baño parezca una cancha de water polo... está bien, a mi también me puede pasar, es esa cortina de baño del orto.
Tu teoría de que "es un almohadon, puede estar en el piso"... que se yo... no es tan grave.
Que la pared estuviera toda manchada por tus talones mugrosos aún cuando te dije unas 200 veces que no los apoyaras... no es la muerte de nadie, se limpia.
Haber resignado mi hora de almuerzo de dos días consecutivos en el trabajo para ir a ver como estabas... vos no me lo pediste, no es tu culpa.
Que tengas esa maldita costumbre de siempre dejar la botella de agua afuera de la heladera... bue, como muy grave, tendré que tomar agua caliente.
No poder dormir en toda la noche... che, tengo 23 años, puedo vivir con eso.
Que me hayas rayado la heladera por jugar con los imanes... siempre supe que algún día iba a pasar.
Que te hayas puesto ropa mía... hasta me parece gracioso.
Que me hayas vomitado el balde y dejarlo concentrarse en mi bañito... te lo perdono porque lo limpiaste vos.
Pero querido, el jabón flotando en la jabonera... eso... eso NUNCA te lo voy a perdonar.

15.3.11

1+1 a veces es -1

Se subieron al ascensor mirándose al espejo. Tan típico de mina! Se arreglaron los dos pelos que tenían fuera de lugar, se limpiaron el delineador corrido y hablaron de su ropa.
- Tu pollera es muy... de puta! (una minifalda blanca)
- Es que se me levanta porque es ajustada.
- No, es que sos trola y te cabe usar polleras cortas, está re bien. Igual desde este ángulo no se ve tan grave eh!
-Claro, yo me la veo puesta, de arriba y me parece re normal. El otro día me compré otra que es más corta todavía...
Risitas. Más miradas al espejo. El tiempo parecía no pasar. No había muchas más conversaciones de ascensor. El bronceado, el comienzo de cursada, se miraban, miraban la hora en el celular. Una y otra vez revisaban si tenían monedas o las llaves para abrir la puerta de abajo. Ya habían estado charlando durante horas).
-Che... creo que no aprestaste el cero...
-Uy... no!

14.3.11

comprate una excusa

"A vos no te priorizo porque a vos te voy a tener para toda la vida... la joda con mis amigos ya se termina!"

9.3.11

Lo importante es competir (y compartir)

Cuando era chica intenté leer Mi planta de naranja lima y lo tuve que dejar porque era muy triste. No me acuerdo ni de que se trataba pero solo puedo asociar la planta con la tristeza. Creo que ahí nació . Me aburren. No las entiendo. No me entra en la cabeza que sean seres vivos. No quiero interactuar con ninguna de ellas. No me parecen lindas. No me gusta su olor. No me va que atraigan tantos bichos. No pienso regarlas. No me apena verlas morir. Nada, odio las plantas, las enredaderas, los árboles, las flores, el pasto, etc. Y vivo bien eh, ni me preocupa el tema. Ya me adapté.  
Por ejemplo, el árbol de la puerta de la casa de mi vieja es muy odioso.

25.2.11

Pequeña hermana

"Pequeña hermana" es una de las anécdotas que siempre contamos con mis amigas cuando hablamos del viaje a Costa Rica. Resulta que una noche conocimos en un hostel a un par de franceses. Uno se llamaba Luca y no hablaba nada de español. Pero el otro sí y era bastante copado. Jugamos a las cartas, al 4 en línea, le dijimos las 5 palabras que nos acordamos en francés y nos contó que estaba contento porque venía su "pequeña hermana" a visitarlo y viajar con ellos no se cuanto tiempo. Su "pequeña hermana" resulta que tenía 18 años, no era tan pequeña. Cuestión que los franceses se van al aeropuerto a buscarla, nosotras comimos y nos pusimos a tomar algo con el chico que se quedaba a la noche en el hostel. No me acuerdo ahora su nombre. Ese tomar algo se transformó en estaba muy ebria. Y cuando llego "pequeña hermana" creí que me moría. 

22.2.11

Ser o no ser (humano)

Después de este tiempo que decidí tomarme para pensar en los años que me pasaron, lo único que conseguí fue confirmar todas mis teorías acerca del prematuro envejecimiento de mi persona. Empecé a barajar la posibilidad de ser un robot y estar llegando al fin de mi vida útil. 
Ayer en el trabajo me pase media hora maquinando con que "seguro el chico que viene a arreglar las compus al trabajo consume merca, tiene demasiada energía, es muy efusivo y.... no se, seguro es un drogadicto, usa cinturón con tachas". Inmediatamente salí del baño (porque esa fue una reflexión de inodoro) y volví a sintonizar la 105.5, que la había cambiado por Blue 100.7 porque era "poco seria". Salí del trabajo y me compré 6 cervezas, dispuesta a emborracharme como solía hacer "en mi época". Ese plan fracasó por falta de cuorum, pero me pareció joven que en mi heladera solo haya cervezas y coca cola, así que estuvo bien. Me fui a dormir  puse el despertador y mi mente en blanco y empecé a contar cuántas horas faltaban para que tuviera que volver a despertarme. Otra vez estaba teniendo un pensamiento poco feliz, hice fuerza para cerrar los ojos y me dormí. Esta mañana mientras me bañaba, sin explicación aparente me largué a llorar. Mucha gente diría que claro, como nunca exteriorizo nada, acumulé, acumulé hasta que exploté. Pero no. No no no. Lloraba de la emoción porque hoy mi prima iba a ser mamá. De hecho lo fue, todavía no la conozco, pero ya está Delfina entre nosotros y a la tarde la voy a ir a visitar. Pero desde cuando lloro de emoción? Y por algo que ni siquiera me pasa a mi? Porqué de golpe era sensible? Era la vejez? Se me estaba ablandando el corazón? Tenía lagrimas? Donde estuvieron todo este tiempo? Me iba a oxidar si seguía llorando?.
Eran demasiadas preguntas sin respuesta para un martes a las 8 de la mañana. Y de golpe, se disolvieron todas las incertidumbres. Eso que parecía no tener explicación aparente, se había resuelto de la manera mas sencilla: me había venido.

10.2.11

Posta, el tiempo no para

A lo largo de la vida, hay situaciones que nos abren los ojos y tenemos que aceptar que estamos creciendo. Con crecer todo bien, pero yo ya empiezo a ver como envejezco y no me cabe ni medio. Todo empezó cuando le comenté a mi tía que estaba usando una crema de enjuague para la caída de cabello porque posta, se me estaba cayendo mucho el pelo. Pero la onda era que me tirara algún tip casero, tipo "frotate con aloe vera" o "toma aloe vera" o algo con aloe vera que soluciona todo. A cambio de eso, lo que me dijo fue "ay si, yo te iba a decir que tenes muy poco pelo acá" y me señala las entradas. O sea que ya lo había visto, lo había pensado y estaba viendo la mejor manera para decirmelo. Yo me traumé y cuando llegué a mi casa me fui a mirar al espejo. Se ve que no muy seguido me acerco tanto al espejo y me encontré dos canas en ese lugar, donde tengo tres pelos. Dos canas que antes eran dos canitas, que estaba intentando hacer como si no existieran porque no le hacían mal a nadie. Pero ahora estaban enormes y muy poco sensuales. ¿Porqué a los hombres les quedan tan bien las canas y en nosotras apestan?. Bueno, realmente me detuve mucho en esto de mi vejez y me di cuenta de los siguientes (más) signos de que los años me pasaron:
  • Me da asco meter la mano en un bowl de maní donde todos meten sus manos después de chuparse los dedos y dejan sus gérmenes ahí.
  • Aunque me haga la que salgo el fin de semana y me duerma tarde, al otro día a las 9 me despierto (y me pongo contenta por poder disfrutar el día).
  • Genero más conversaciones escatológicas que sexuales con mis amigas.
  • Fui al supermercado a comprar un desengrasante para acero inoxidable.
  • De golpe tengo vértigo a las alturas.
  • Todos los días entro al baño de la oficina, quiero prender la luz y en lugar de eso, presiono el botón del jabón líquido. 
  • En pleno febrero pongo la calefacción en el auto y duermo con acolchado de invierno.
  • Empecé una frase (para mi hermano menor) con "Yo a tu edad..."
No está bueno. El tiempo pasa... pero me está pasando por encima!