Se ha producido un error en este gadget.

31.12.10

Se terminó el año

Hoy es el último día del año y creo que es el momento en el que todos piensan que onda el año que pasó. Yo no soy buena haciendo balances, solo puedo pensar en las últimas dos semanas que es lo que me acuerdo. Y fueron geniales. Será porque lo que inaugura mi 2011 son unas vacaciones geniales de 3 semanas, seguidas de unas compras compulsivas de cosas básicas que necesito y mudarme. Tener casa propia es un sueño y nunca creí que a los 23 años iba a poder sentirlo en carne propia. Y estoy muy muy muy feliz y agradecida y ansiosa por irme. Pero eso es 2011 y estaba despidiendo el 2010.
Yo no se como lo verá mi entorno, pero para mi este año fue mi despegue. Así como los niños "pegan el estirón" y de parecer de 8, empiezan a parecer de 15, yo siento que este año fue puro crecimiento personal.
Empece viajando por Centroamérica. Después volví al trabajo al que había renunciado, hice algunas cosas que tenía ganas de hacer, conocí gente nueva que se convirtió en indispensable, me acerque y aleje de otra gente según como lo sentía, también me cruce con gente que me hizo pasar momentos no tan gratos, pero nada que no se pueda manejar, empecé y volví a dejar de fumar, etc. Y así pasé mi 2010, teniendo más momentos de felicidad que de tristeza y eso hace que haya sido uno de mis años favoritos. Eso y que ya me olvidé de los años anteriores. Así que les deseo que las fiestas familiares sean lo más leve posible, que su balance también haya sido positivo y que el año que viene sea aún mejor.
Mentira, no les deseo nada.

30.12.10

Aquí se prohibe

No me mires.
No me hables.
No me escuches.
No me creas.
No me decepciones.
No me mimes.
No me busques.
No te pongas contento por mi.
No me cuentes una anécdota aburrida y eterna.
No me chamuyes.
No me atiendas.
No me conozcas.
No me necesites.
No me expliques.
No me diviertas.
No me decepciones.
No lo sientas.
No me conformes.
No me hagas dudar.
No me preguntes.
No me des la razón.
No me toques.
No te quejes de mí.
No me hagas planteos.
No me quieras ver.
No me pidas.
No me hagas promesas que no vas a cumplir.
Y no vuelvas a decepcionarme.
No me quieras.
No lo intentes.
Hoy... soy invisible, quiera o no.


21.12.10

Y termina así... pegajoso

Como les decía, todo era perfecto. Ellos se creían en un cuento de hadas y no tenían miedo de mostrarse así, interesados, entusiasmados, felices, frente al otro. El tiempo no pasaba y los ojos brillaban. Hasta los silencios eran encantadores. Hasta que él preguntó si podía besarla y ella sonrió timidamente. Sus mentes estaban en blanco mientras se besaban, solo podían sentir la suavidad de sus labios y disfrutarse. Él pasó su mano por el pelo de ella y la dejó en la nuca, ejerciendo la presión justa para demostrarle que ese momento era infinito. Y lo fue. Se besaron durante largos minutos. Se besaron apasionadamente. Se besaron como si fuera la última vez. Y permitanme cortar con el romanticismo, lo fue. En ese momento, él se exaltó como si un murciélago le hubiera mordido el tobillo. Sacó la mano de su nuca, se alejó de golpe y mirando para abajo pidió disculpas. Ella tardó unos segundos en entender. O mejor dicho, no entendió. Ahí está el momento de la historia en el que la gente dice "no te la pue" y empieza a opinar sobre cómo tendría que haber manejado el chico esta situación. Algunos dicen que tendría que haber hecho como si no hubiera pasado nada y ver que pasaba, otros lo justifican diciendo que "por lo menos fue sincero". Está bien, yo no creo que mentir sea la solución para nada, pero hay cosas que no es necesario decir en ese momento. Sus palabras exactas fueron "Perdón, es que hace mucho tiempo que no estoy con una chica... y... acabé". Lo dejo a su criterio.

17.12.10

Todo empieza así, de color rosa

Si, solo eso fue, achuuu, un amor de verano.
Hasta este año. 
Se conocieron en la costa pero él vive en La Plata y por h o por b nunca se habían vuelto a ver. 
Hasta este año. 
Él le dijo que el viaje era muy rápido, que lo hacía siempre, que tenía ganas de verla, que el sábado venía así iban a tomar algo, que pensara en un lindo lugar y que estaba ansioso por volver a verla después de 5 años. Faaa, 5 años es un montón, es como volver a conocerse. Es como no saber nada de la otra persona, y recordar su rostro como en esa foto que se sacaron juntos aquel verano que los marcó. Esa foto que ella le mostró a todas sus amigas porque reflejaba lo que, hasta ese momento, habían sido los 15 días más felices de su vida. La primer sensación del momento exacto en el que ella lo volvió a ver, fue buena. De hecho, fue perfecta. Se le notaban los 5 años de más pero seguía teniendo ese pelo dorado y brillante con el mismo corte que le resalta los mismos ojos grises y expresivos que siempre tuvo. La sonrisa brilloso y ese vientito que parecía de película. Lo saludó nerviosa y trató de controlar esa risa horrible que le sale cuando la timidez manda.  Se subieron al auto y fueron al bar que le había aconsejado su mejor amiga porque tenía luces bajas, música copada, tenía mesas afuera y estaba frente a una plaza. Después de un rato ya habían entrado en confianza otra vez y fue como si en vez de 5 años hubieran pasado 5 días, pero con muchas anécdotas. No podían dejar de mirarse a los ojos. Como si ninguno estuviera prestando atención a la conversación y solo se perdieran en eso que les pasaba. Eso que los hacía sentir jóvenes, frescos, felices y llenos de recuerdos. No hace falta entrar más en detalles, esa noche se amaban. Y en determinado momento, creyeron que lo mejor era salir de ese lugar, tal vez pasear en el auto, charlar un rato, quién sabe encontrar otro lugar lindo donde sentarse a tomar algo más... o directamente despedirse sabiendo que la noche había sido perfecta y tratar de no arruinarla. Pero pasó algo antes de que nada de todo eso pueda pasar.  Algo que hasta me da lástima decirlo para que aunque sea, solo se recuerde la parte linda. Pero ya entendí que el hecho de no hablar de algo, no hace que desaparezca, así que les voy a contar... 

14.12.10

first date- part chu

Pero yo, a riesgo de pecar de egocéntrica (es un pecado el egocentrismo?) digo TODO en la primera cita. Porque considero que (a veces) omitir es lo mismo que mentir. Si estoy viendo a otra persona en ese momento, no es necesario que lo sepas. Pero si estoy casada y tengo hijos, no puedo caretearla. En eso los chabones suelen mmm tomarse muuucho más tiempo para decir SU verdad, digamos. Pero eso en la primera cita no lo sabemos. Hay otra clase de cosas en la que nos fijamos. Que va más allá de lo físico, porque si accedimos a una cita, puede no ser lo más hermoso del mundo, pero no debe ser vomitivo. Pero la ropa sí es importante, sentarse en la misma mesa que una camisa a cuadros roja y blanca, no es fácil. Y mejor no hablemos del calzado. Me pone de mal humor de solo pensar en una zapatilla blanca o una bota. Si, hay hombres que dicen ser normales que usan botas. Eso no es normal!!!!!! Esa clase de gente se da de baja instantáneamente. Lo ves de lejos, a los 5 metros fichas el calzado, a los 4 te dan arcadas y a los 3 cruzas de vereda camuflandote entre la gente. Si ya te vio y no podes zafar, siempre hay una amiga que juuusto tuvo un re problema (no hay nada bueno para ver en la tele) y tenes que correr a su encuentro. Pero habiendo superado el tema del calzado (que la ropa sea medianamente pasable, que su corte de pelo no sea como el de ninguno de los BSB y que tenga todos los dientes) la primera cita se vuelve interesante. O pasable. O densa. Hasta el momento de la cuenta. Para mi, eso es lo que determina si es una cita y va a haber una segunda, o no. Toda esa teoría de que el hombre tiene que pagar todo, es una farsa, ambos tienen que pagar. Pero tiene que intentarlo al menos. Si o si tiene que intentarlo. Si ni siquiera dice nada, yo personalmente lo doy de baja. Como hubiera cruzado 3 metros antes si hubiera sabido. Es el primer acto en el que el hombre muestra lo que es. No porque crea que Jacobo "billetera mata galán" Winograd tenga razón, todo lo contrario. Yo soy de los "chamuyo mata TODO". Ya dije, mentime que me gusta. Se el amor de mi vida por una semana y olvidemosnos. Pero acordate, this could be heaven or this could be hell y todo, depende de vos.

13.12.10

first date- part uan

Para mí es todo un tema la primera cita. No es fácil. Partiendo de la base que ese concepto hollywoodense de "citas" no me cierra mucho. No entiendo como se diferencia de "pinto hacer algo". Debería haber una invitación real? alguien debería decir "querés salir conmigo?"?. Hay algo en particular que tenga que pasar para que entre en el rubro de citas?. Pero bueno, la situación se da y de pronto te encontras en el baile y no te queda otra que bailar. Pero es una situación muy incómoda y con mucha presión. Es totalmente definitoria una primera cita. La ropa, el maquillaje, el esmalte, el peinado, el lugar... es todo importante. Y tu comportamiento, pffff. Si no hablás, sos una ortiva, aburrida y encima te cagas de embole vos. Y como sos mujer y no existe un punto medio, la otra opción que tenes es hablar mucho. Y de qué podes hablar? Sí, claro, de vos misma, es lo único que te sabes de pe a pa y que no da lugar a discusión. Porque además, realmente crees que ese es el momento indicado para que te conozca tal cual sos y se de cuenta lo divertida, inteligente, copada, simpática, sensible, buena persona, graciosa y EGOCÉNTRICA que sos.

9.12.10

Soñar es gratis

Hoy me levanté, como todos los días, muy tarde. Yo pongo el despertador con tiempo para bañarme tranquila, pensar tranquila que ponerme, peinarme tranquila y salir tranquila. Y hoy, 5 minutos antes de que suene el despertador, la esposa de mi papá empezó a gritar. Gritó "Hola" 13 veces, literalmente. No se porqué ni a quién. Pero me despertó 5 minutos antes y me puse de muy mal humor, así que decidí que merecía dormir media hora más y apurarme. O llegar tarde al trabajo. Generalmente opto por la segunda porque puedo no peinarme, pero si o si tardo mucho en ver que me pongo. Probablemente eso sea lo único de minita que tengo. Cuestión que, me desperté re tarde (como 1 hora después de que sonó el despertador), hice todo volando y salí. Pero cuando me subí al auto me di cuenta de que me había olvidado de pensar en el calzado. Por suerte, cuando salí de bañarme me puse ojotas negras, tranca. Porque si hubiera elegido pantuflas, hubiera salido con pantuflas. Más de una vez me pasó y como es inchamuyable, tuve que volver a casa. Pero hoy estaba llegando tarde y eran ojotas, fue, no es tan grave ir a trabajar en ojotas negras. Aparte está llegando el veranito, hace calor en la oficina, vine con ojotas, punto.

7.12.10

Estoy ansiosa por volver a tener un hogar y no una casa.
Mentira, estoy ansiosa porque hace tres días que no fumo.

6.12.10

asquerosa felicidad

Ufff, estoy tan feliz y de taaaan buen humor que me dejaría dar una vacuna en la lengua. 
Tan, pero taaaan feliz, que saqué todo lo que sobraba en mi auto. No lo lavé, pero le saqué las dos camperas, la radiografía, la pelota de playa, el paquete de servilletas, los vasos descartables, el paquete de talitas de cuando fuimos al río, la visera que me regalaron los chicos en Lobos, las clavas y las pelotitas para hacer malabares, la lona, el cuadro que me regalo Grace que ocupaba todo el baúl, los 5 paquetes de puchos vacíos, todos los tickets de estacionamiento y peajes, esos papeles que nunca supe como habían llegado ahí y hasta el tupper de mi hermano que heredé junto con el auto. Ahora todo el lugar de la basura lo puede ocupar gente.
Igual, estoy tan feliz, que creo que inclusive podría lavar el auto. Sobre todo porque hasta un limpiavidrios quiso hacer caridad conmigo y me ofreció LIMPIARME EL VIDRIO DE CORAZÓN. Pero no, yo estoy muy bien con el color tierra del que se tiñe mi realidad a través del parabrisas y con los talones sucios cuando manejo descalza.
Estoy tan tan feliz, que casi empieza a entusiasmarme la navidad.
Tanto, que hasta tomaría un vaso de baba de perro.

1.12.10

Maru, la gata flora II

TRADUCCIÓN:
Felices 4 Años Cachorrito Mío
(t-e--a-m-o, cada letra dentro de un corazón)
Tu Pulguita


Alguien me puede explicar quién es la puta forra que se le ocurre hacer este terrible papelón?
ok, en sí, nadie sabe de quién ni para quién es. Pero llego a ver a un amigo con el contacto de su novia en el celular como Pulguita y no voy a dejar de gastarlo hasta que la deje, por hija de puta.
No es lindo que te pongan un pasacalles. No es original. No es tierno. Es patético, grasa y vergonzoso.
Es el extremo más desagradable de todo lo cursi y mersa que se puede ser.
Es la máxima expresión de la falta de imaginación que puede tener una persona para expresarle su amor a otra.
Es una mierda.
Pero ojalá alguien me ponga un pasacalles alguna vez.