Se ha producido un error en este gadget.

9.12.10

Soñar es gratis

Hoy me levanté, como todos los días, muy tarde. Yo pongo el despertador con tiempo para bañarme tranquila, pensar tranquila que ponerme, peinarme tranquila y salir tranquila. Y hoy, 5 minutos antes de que suene el despertador, la esposa de mi papá empezó a gritar. Gritó "Hola" 13 veces, literalmente. No se porqué ni a quién. Pero me despertó 5 minutos antes y me puse de muy mal humor, así que decidí que merecía dormir media hora más y apurarme. O llegar tarde al trabajo. Generalmente opto por la segunda porque puedo no peinarme, pero si o si tardo mucho en ver que me pongo. Probablemente eso sea lo único de minita que tengo. Cuestión que, me desperté re tarde (como 1 hora después de que sonó el despertador), hice todo volando y salí. Pero cuando me subí al auto me di cuenta de que me había olvidado de pensar en el calzado. Por suerte, cuando salí de bañarme me puse ojotas negras, tranca. Porque si hubiera elegido pantuflas, hubiera salido con pantuflas. Más de una vez me pasó y como es inchamuyable, tuve que volver a casa. Pero hoy estaba llegando tarde y eran ojotas, fue, no es tan grave ir a trabajar en ojotas negras. Aparte está llegando el veranito, hace calor en la oficina, vine con ojotas, punto.
Nadie me dijo nada. No se si porque hay orden clara de no bajarme línea o porque ni se dieron cuenta. Por las dudas yo siempre tengo un as bajo la manga muajaja. Igual trato de no pasearme mucho por las oficinas para no incentivar a nadie a que me mire. Pero me arrepentí rotundamente de haberlas traido cuando iba caminando por el pasillo que da al concesionario de abajo y medio que me tropecé con un pedazo de suelo roto y una de mis ojotas salió volando para abajo. Obviamente, lo primero que hice fue gritar  CUIDAAAADO al tipo de abajo que estaba haciendo un crucigrama en su escritorio. Y así como la tostada cae siempre del lado untado, la ojota le dio en el medio de la frente. O sea que, no solo le tiré una ojota, sino que al querer protegerlo, expuso directamente su cara. Si yo no hubiera gritado tal vez ni lo tocaba. No sabía si reirme y pedir disculpas o solo pedir disculpas con cara de adulta. Les contaría como siguió la historia pero la TV me quitó mucha imaginación y no se me ocurre nada más. What? Sí, era todo mentira. Bueno, la verdad es que sí vine en ojotas equivocadamente al trabajo, pero todo lo demás nunca pasó. Solo me hubiera gustado tirarle un ojotazo en el medio de la frente al tipo de abajo cuando, en vez de hacer crucigramas, se estaba escarbando la nariz sin ningún reparo.

No hay comentarios: