Se ha producido un error en este gadget.

30.5.12

Objeción!

Cuando era chiquita quería ser abogada. Fue una época en la que yo era muy peleadora y, típica, mi familia decía que como defendía cualquieeeeer gilada, iba a ser abogada. Pero me parecía demasiado genérico, amplio y popular, necesitaba algo más específico. Así que, a la edad de 8 años, dije que iba a ser juez de línea. Obviamente no tenía ni la más remota idea de que eso tenía todo que ver con el fútbol y nada con el derecho, pero me sonaba familiar el término. Quizás ese fue el comienzo de mi desviación de género. En fin.
Hoy en día varias de mis amigas estudian derecho. Es bastante aburrido porque siempre que nos juntamos hablan de cosas que obviamente yo no entiendo y me aburren un montón. Pero aprendí a convivir con eso, y hasta llegué a aprender algunas cosas. Cosas básicas. Pero igual creo que debería haber un título no oficial que se desprenda del suyo, que sea "amiga de una abogada". Porque me siento con más derecho de hablar de derecho (guiño) que otros que no conocen a nadie y no estuvieron en interminables charlas. En una época sabía los nombres y horarios de las materias que cursaban. En otra época iba los días que rendían finales a apoyar moralmente. Y después me conseguí una vida propia, que más tarde volví a perder, pero bueno, eso es otro tema. La cosa es que tengo un título autoimpuesto de opinóloga con mini-conocimiento de causa. Suena bien, y me hace sentir menos menos que mis amigas cuando se reciban este año. De paso, las felicito a todas ellas!!!! Entonces, en mi afán de opinar, ayer pasó esto:
-amiga1(noabogada): yo pienso en amiga2(casiabogada) para mis problemas jurídicos.
-amiga3(casiabogada): aaaah, gracias.....
-amiga1(noabogada): nooo, en vos también. Igual amiga2(casiabogada) no me puede representar.
-yo: Sí puede, lo que no puede es firmar.
-amiga2(casiabogada): Maru tiene razón.

Quedé como una capa, y nadie sospecha que eso lo aprendí viendo Legalmente Rubia.

14.5.12

No sos vos, soy yo: O tal vez soy yo II


- Preparate un bolso que el finde largo nos vamos a Mar del Plata, estoy re caliente.
Se emocionaron, ¿no? Yo también, pero era mi hermana. Se había peleado con el novio y necesitaba despejarse unos días. Parece que cuando convivís, las cosas son distintas. Imagínense cuanto se de convivencia que ni se me ocurrió un ejemplo para poner. Menos mal que mi gato no sabe leer o se pondría celoso. Bueno, que se yo, no era EL plan de mi vida, pero al menos no iba a tener que ordenar el placard. Sacamos pasajes y nos fuimos.

10.5.12

No soy yo, sos vos: O tal vez soy yo

Pocos placeres son tan odiosos como irse un fin de semana largo a la costa. Era una noche muy fresca en Mar del Plata y yo lloraba. Lloraba desconsoladamente, sola, sentada en la puerta de una casa en una de las esquinas de Alem, la calle de los bares. Si tienen un poco de paciencia, ya les voy a explicar el porqué de mi angustia. Primero, los voy a poner en situación. Hacía un tiempo que estaba sola. Con 'un tiempo' me refiero a varios meses y con 'sola' a que estaba tan caliente que casi le saco el asiento a la bici.

Nada, mi tercer presentación.

Por favor, evitar hacer comentarios acerca de mi cara en el video antes de darle play. O sea, cuando parece una foto y tiene el botoncito de play en el medio, vieron? Ya pusieron play? Si la respuesta es sí, tocá F5 y vas a ver la cara. Si la respuesta es no, la cara de la que hablo, es la que ves ahora mismo.