Se ha producido un error en este gadget.

27.7.11

Plomero de mi vida, el gran final. Un final de mierda.

No me salió ni una palabra. Ni del clima pude hablar. Nada. Cuando llegamos a la puerta me preguntó si sabía donde quedaba una dirección, que era la próxima casa donde tenía que ir. Se puso muy contento cuando le dije que era a tan solo 3 cuadras de casa. Se puso contento porque tenía que ir caminando. Me di cuenta de que estaba contento porque me respondió "Buenísimo, estoy contento". Mentira, me contestó "Buenísimo, ya se como volver para invitarte a salir". 
Loco, desde cuando eso puede no ser verdad? me dijo claramente que volvía para invitarme a salir. Es un compromiso. Me quedé sonriendo en casa, lavé todos los platos que tenía acumulados, ordené, hice la cama. Ya no sabía qué hacer. Me pareció prudente que tardara, estaba trabajando. Capaz había tenido alguna complicación. O capaz estaba tratando de huir de la dueña de la casa que seguro le tiraba onda y él solo podía pensar en mí. Era más que evidente. Entonces decidí relajarme mientras esperaba. Abrí la ducha, puse el tapón y unas sales que me regaló una amiga cuando me mudé. Puse todos los temas de Jack Johnson en Grooveshark y me entregué al placer. 

24.7.11

Plomero de mi vida

Soy nueva en esto de vivir sola. Y soy nueva en esto de vivir en edificio. Todavía espero encontrar un muerto en el ascensor cada vez que se abre la puerta. Y todavía me cuesta entender el funcionamiento de la mayoría de los aparatos de la casa. Tema limpieza y cocina ni lo toquemos porque tendría que asumir que soy pésima y estoy un toque sensible. Pero ahora descubrí que soy pésima en muchas cosas más y que mantener todo en funcionamiento es casi imposible. Cuando empezó a hacer frío me di cuenta de que no funcionaba la calefacción. Digamos, me dí cuenta porque vino mi viejo, la prendió, me fui y cuando volví la caldera estaba bloqueada con todas las luces prendidas y titilando. Y me dí cuenta de que eso significaba que estaba bloqueada porque busqué en internet el manual. Pude desbloquearla pero no pude hacer que funcione. Así que llamé (después de muuuuuchas vueltas) a Ariston y quedaron en mandarme un técnico. 

18.7.11

Analizame ésta!

Necesito un blister de pastillas para dormir o me voy a quedar pelada. Pelada y sin vida social. Bueno, acepto que la vida social que estoy por perder no es la gran cosa. Pero mi pelo? mi pelo? Yo soy como Sansón. O no era ese el que perdió su fuerza cuando le cortaron el pelo? Miento, lo googlié pero en la primer frase decía "biblia" y me aburrió. Así que supongamos que era Sansón. Y que yo estoy cortandome a mi misma el pelo con un promedio de una vez por semana. Y todo porque no puedo dormir. Y todo porque dejé de fumar. Encima, no es que lo que no gasto en puchos, lo gasto en salir con amigas o comprarme ropa, no. Lo gasto en terapia y en chucherías que compro en el barrio chino. Daría ejemplos pero me da un poco de verguenza que sepan que me compré unas medias altas hasta las rodillas que son tan chiquitas que no pasan por mis pantorrillas. Y es obvio que me van a envidiar cuando sepan que me compré un lapiz labial color negro que cuando te pintas te deja los labios rojos. Por eso prefiero dejarlo en "chucherías". Como mucho, puedo aceptar que me compré una especie de cubo mágico, que no es un cubo, ni hace mágia, ni tampoco se para que sirve. Pero mejor hablemos de terapia. Terapia me gusta, me hace bien. Terapia es el único lugar donde pago para hablar de mí, en todos los otros lugares me dejan hablar gratis. Terapia es un dedo en el culo. Diría grano, pero eso ya no es decisión propia. Intenté dejar las últimas 5 sesiones pero cada vez que empiezo a decir "mirá, me parece que ya es momento de que empiece a dejar... o a venir cada 15 días... porque en serio que ya... te juro que... posta que ya estoy bien" me largo a llorar y repito "estoy muy bien". A la tercera vez, él me miró y yo no necesité palabras para entender que esa sesión iba que ser doble.

11.7.11

Barrileteando full time

Esta semana no pude escribir. Basicamente porque el blog se llama muchacity pero de sex ni hablemos y justo tuve mas sexo que horas de sueño. Es mentira pero me pareció que iba a quedar re capa si lo decía. Mi vida sigue igual de aburrida y me dediqué a la bebida y los recuerdos de papelones. Hice un ranking de historias donde la patiné este último tiempo y procedo a contarles el top uan:
Año 2007 (ponele) mis amigas conocen en San Bernardo un grupo de banda de chicos de zona norte y por un momento parecía que ibamos a conformar un gran grupo de amigos y amigas. Todo se fue al carajo cuando las hormonas empezaron a hablar por nosotras y bueno, fue un todos con todos. Yo me enamoré de uno. Bueno, me enamoré de tres. Bueno, no me enamoré de ninguno pero me calentaban todos, ta?. No puedo explicar las cosas que hacíamos con mis amigas para figurar, ir a todos los lugares donde iban a bailar, darnos por invitadas a fiestas... bue, nada que cualquier chica arrastrada no haga. Cuestión que en todo ese tiempo que ellos nos aceptaban y después cuando no sabían como deshacerse de nosotras, yo chapaba con uno. Como si hubiéramos sido etiquetados, él era mio y yo era suya. Pero yo soy de la cerveza y (en esa época) de los tragos por $3 en Goa. Y hacían estragos en mí. Todas las noches que él no venía, o que el tequila berreta se apoderaba de mí, yo me chapaba a algún amigo de él. Cualquiera, cero códigos. En ese momento era la muerte. Era como si le hubiera amputado una pierna. Obviamente no era yo lo que le importaba, sino su orgullo. Pero como yo estaba "enamorada" de él, sufría cuando se enojaba. Una noche, después de estar con uno de sus amigos y que él nos viera y me insultara un poco, me fui del boliche llorando. Lo llame insistentemente hasta que me atendió, le pedí perdón en mil idiomas y le prometí que no lo iba a volver a hacer. Él me perdonó y cortamos. No conforme con eso, al cortar le mandé un sms que decía "Gracias por ser tan excelente". Jamás obtuve respuesta. Jamás entendí qué quise decir. Jamás mis amigas me dejaron olvidar eso. Y jamás había escrito un post tan poco interesante tratando de evitar contar que estoy teniendo una especie de romance con un pibe con novia.

3.7.11

Ups, creo que metí la pata - Volumen III

Algo comenzó, sí, pero Julián Álvarez no estaba al tanto. Yo decidí que tenía que encontrarlo por mis propios medios. Esas cosas que, gracias a la Internet y a la timidez, aprendí a hacer. Entonces, la primer fácil solución era agregarme al chongo de mi amiga (que ni ella tenía, pero yo sabía su mail) y buscarlo entre sus amigos. Claro, no funcionó porque basicamente el pibe nunca me aceptó. Puse Julián Álvarez en Facebook y me agregué a todo aquel que no era obvio que no era él. Uno solo me aceptó y lo primero que leí fue "Bariló '11". No voy a negar que me tentó, pero lo borré. Así asumí que en Facebook iba a ser imposible encontrarlo. Entonces lo googlié. "Qué idiota", estarán pensando ahora. Pero no, se donde trabaja, así que eso acotó basante las opciones. Sé que fue a un colegio alemán y se que es muy alto. Esos son todos mis datos. Y con eso, aaaaalgo tenía que encontrar. Bueno, no. Encontré algunas cosas suyas, sí, pero no su mail, teléfono o dirección. Ahí me iluminé. Mentira, alguien me dijo que existía algo llamado mmmm, no se el nombre, donde tenías a todos tus contactos de msn o hotmail, o no se. Cuestión que yo tengo a mi amiga. Mi amiga tiene a su chongo. Y su chongo tiene a Julián Álvarez. Voilaaaa! (a.k.a. vualá). Listo. Ahí está. Pude ver sus contactos. Podría ver sus fotos, pero no tiene. Podría ver su mail, pero lo tiene oculto. Podría ver su foto de perfil, pero tampoco. O sea, no me sirvió de nada. Solo había un botón muy interesante que decía "agregar a Julián como amigo en messenger". Yo le entré, pero bueno, nada pasó. Tal vez no usa msn. Tal vez no me quiso aceptar. Tal vez nunca te he dado lo que tu esperabas (Ricky <3). Que se yo. En resumen, nada pasó. Entonces empecé a buscar a sus contactos, uno por uno en Facebook. No, si mis problemas son incareteables. Que se yo, encontré a algunos, pero ninguno me llevó a él. Y así me resigné. Ya está. Me duele más la frustración de no haberlo podido conseguir, que el pobre Julián Álvarez en sí, que si algún día se entera, probablemente se sienta acosado. Ahora, completamente disponible para empezar a averiguar la vida de otra persona, escucho sugerencias. Mientras, voy a tratar de asumir que fallé y vivir con eso. Solo para tomar carrera y usar ese último as que siempre tengo bajo la manga.

1.7.11

Ups, lo hice otra vez - Volumen II

Fue una casualidad. Una vez en casa, mi segundo FAIL llegó cuando me quise hacer la canchera preparando unos drinks y me salieron intomables. Imaginate que yo ya estaba medio copeteada así que cualquier cosa me venía bien, pero eso no lo pude pasar. Por suerte hacía calor y cosa que refrescara, cosa que se aceptaba. Pero, por desgracia, la consecuencia de que yo ya estuviera copeteada, es que no me acuerdo de nada de esa noche. Solo del nombre Julián Álvarez. Unos meses después, estando en San Telmo con un amigo, veo un chico caminar por la vereda de enfrente y sin querer dije Julián Álvarez. Supe que era él aún sin recordar su cara, supe que vivía por San Telmo aún sin recordar su voz (?). No tuvo nada de romántico en ese momento, fue solo la emoción que me dió reconocer a alguien por la calle. Soy cholula, chismosa y futura vieja metida, me gusta ver gente de casualidad y después comentarlo. Pero en ese momento me olvidé de comentarlo y se me pasó. Al tiempo, mi amiga y su chongo deciden dejar de verse. Ese sería el final de de algo que nunca tuvo comienzo. Por ahora...

Continuará...