Se ha producido un error en este gadget.

30.3.11

Le cortaron las alas!

El lunes me sentí mal todo el día. Y no es porque sea una rechazada social y no tuviera nada que hacer después del trabajo, pero me fui directo a casa a tirarme en el sillón a ver Los Simpsons. Hubiera querido que haya alguien haciendome la segunda (o sea, ordenando y preparandome tecitos) pero, repito, no es por mi condición de rechazada social, pero todos tenían cosas más importantes que hacer. Tal como cuando estas incubando algo (o te está por salir un alien del cuerpo), tenía chuchos de frío y de golpe no podía respirar del calor que hacía. Se ve que en algún momento me cansé de la depresión de mi casa con las cortinas bajas y las ventanas cerradas y me levanté a devolverle la luminosidad que la caracteriza. Claro, yo estoy acostumbrada a esperar que se abra la puerta del ascensor mirando al piso esperando que haya alguien muerto, pero eso es porque es la primera vez que vivo en un lugar donde tengo ascensor. Pero aún teniendo balcones, patios y terrazas, nunca me había encontrado con una torcaza muerta boca arriba. O sea, no me jode tener un ave muerta, me jode que soy la única que la vio y la única que se ve afectada si no la levanto con mis propias manitos. Y, claramente, eso no iba a pasar por el momento. Me sentía tan mal que creo que había más posibilidades de que el ave muerta me levante a mi que yo a ella. Así que invité a mi hermano menor a mi casa. ¡Qué ingenua! ya se había enterado lo del bicho por facebook y me sacó cagando. Ok, el pajarraco puede seguir quedando ahí hasta que un alma caritativa venga por lo menos a darme apoyo moral mientras yo lo hago.
Y así fue, mi mejor amiga/Milhouse me dijo de hacer algo después del trabajo ayer y le dije que "obvio, pero yo tengo muchísimas cosas que hacer en casa, te venis?". Muajaja mi plan estaba saliendo perfecto! Pero soy tan flojita y transparente que cuando estabamos yendo en el auto a casa le conté lo que estaba tramando. No tardó ni una milésima de segundo en gritar "YO SABIIIIIIIA QUE ME IBAS A ENSARTAR". ¡Pero qué feeeeeeo que pienses así de mí, nena!. Ah, qué? yo te dije que lo había planeado? bueno, bueno... obviemos esa parte, lo que importa ahora es que el pájaro tenga una muerte digna y rodeada de gente que... que se yo, tenga huevos para levantarlo.
Al parecer no eramos las personas indicadas. Estuvimos desde las 19 hasta las 22 merodeandole al rededor, buscando herramientas (pala y escoba) y planeando todo. Nos acercábamos, gritábamos, veíamos cómo el ave revivía, corríamos, nos reíamos y volvíamos a empezar. Intentamos hacerlo por separado, juntas, sin mirarnos, alentándonos y cuando llegó el momento de los bifes descubrimos qué: 
1) Los pelos de la escoba no eran suficientemente fuertes para moverlo.
2) Su cuerpo todavía no estaba duro, tenía flexibilidad.
3) Visualicen esto en su balcón: la cabeza del pájaro tenía sangre/cerébro derramado y estaba PEGADO al piso. Entienden, no? Pegado con sangre seca!
Ahí tuvimos que hacer una pausa y recalcular. ¿Alguien se iba a animar a despegarlo?. Y ahí, en un acto de arrojo y sin pensarlo dos veces, agarré la pala y le di un golpecito seco que, bien podría haberle arrancado la cabeza, pero la despegó.
Listo, era el momento de brillar de mi amiga, me pidió que no la mirara y como yo estaba cocinando me fui para adentro y la espié y la fotografié. Ella puso la pala bien cerca, y con el secador de piso (porque la escoba no estaba colaborando) la subió y la metió en una caja de zapatos que yo había preparado al lado con ese papel blanco a modo de decoración. Me pareció que merecía algo más que una bolsa de coto. Ahí entré en acción yo, cerré la caja, la embolsé y tire un poco de agua, lavandina y poett y me hice la que limpiaba. Parecía que todo había terminado y al rato descubrí que la sangre seca se había transformado en sangre líquida y seguía ahí. Así que, en mi segundo acto de arrojo de la noche, agarré papel higiénico y sin respirar limpié la sangrita de la víctima y con eso, terminé de borrar toda evidencia.
Pájaro 0 - Yo (mi amiga) 1.

El lecho de muerte de mi amigo el palomo.



1 comentario:

Ale dijo...

No hay que poner todo en facebook! sino pasan estas cosas...