Se ha producido un error en este gadget.

16.11.11

Soy vos: amigos con derecho a cagarme la vida

Los hombres solo creen en la amistad entre el hombre y la mujer, si la mina es un bagarto. Pero nosotras sostenemos la creencia a muerte. Hasta que morimos. De amor por él, digo. Tener un amigo del sexo opuesto es un arma de doble filo: tenes alguien de confianza para que de te consejos desde otro lugar, pero también tenes un 99% de posibilidades de que sea justamente eso lo que te confunda. Te digo porque me pasó. Me confundí con el pibe que, no solo era mi mejor amigo, sino que además era el mejor amigo de mi ex. De MI ex. Ese al que el ex siguiente no le llegó ni a los talones. Ese que se esforzó por perderme y yo me esforcé por que me encuentre. Les anticipo que, siendo mujeres, es probable que nunca superen a ese ex. De hecho, seguro te duele llamarlo ex. Pero hay que repetirlo para que te entre en la cabeza. Ex, ex, ex, ex.
Listo. Volviendo al tema, está chequeadísimo que las parejas que más tiempo duran, empezaron siendo amigos. Y sabiendo eso, y viendo tantas películas románticas, una parte de nosotras, hasta nos obliga a confundimos. Pero no fue el caso, de verdad.
Simplemente pasó. Una noche nos besamos. Una semana me creí enamorada. ¿Hay una manera más boluda que arruinar una relación sana con alguien del sexo opuesto que chapando ebrios en un boliche?. Y, ¿hay algo más horrible que después de eso, y después de flashear una semana con una posible relación, te corte el rostro? Listo, es tu mejor amigo. Las mismas razones por las que lo queres cerca como amigo, son por las que lo queres cerca como pareja. ¿Lo queres como pareja? Ni siquiera sabes. Pero que él te haga saber tan abruptamente que NO, es duro. Te lo hace saber chapandose otra mina en tu cara. Tu lectura de la situación es que, pobre, él no puede comprometerse con nadie. Como amiga lo sabes y como mujer lo padeces. Las relaciones free no son lo tuyo así que decidis cortar por lo sano. No, basta, estoy mambeando al pedo, lo que pasó fue una boludez, es mi amigo, punto. Hasta que él empieza a salir con una chica. La odio. No, no la puedo odiar, me cae bien. Aparte ella no tiene la culpa. Lo odio a él. Odiarlo? pero si lo amo. Bah, lo amo? Ay, no se. Pero dicen que del amor al odio hay un solo paso, así que da igual. Que más da. No podes pasarte la vida esperando ser la persona indicada para alguien que ni siquiera sabes si es el indicado para vos. Te sentis la más madura del mundo pudiendo separar las cosas. Y todo continúa su rumbo como buenos amigos. Salen a bailar, te apoya mientras baila, te dice que no baila así con otras mujeres, que es solo con vos, te calienta, te confundis, PARA, eso no es el rumbo de los buenos amigos. Estas confundida, pero esta vez no con él. ¿Qué onda esta situación? ¿Debería plantearselo? Le tengo que decir que creo que me está histeriqueando, que la corte. Bueno, tengo que dormir. No me quiero mover a ver si se despierta. ¿Ves? No es TAN de amigos dormir la siesta juntos. Bueno, no, si puede ser normal. Pero... pará.. eso que me toca la espalda es su... es su mano... no toque querido si no va a comprar. QUE NO TOQUE SI NO VA A COMPRAR, DIGO.

- Anonimo

1 comentario:

f dijo...

si ademas te podes encamar con tu amiga, por mi esta bien...

f