Se ha producido un error en este gadget.

25.10.10

que lunes tan lunes!

Eso fue lo primero coherente que dijo Gaby hoy.
Gaby es una compañera de trabajo que es muy graciosa para mi. No es gracioso lo que dice, es graciosa ella. Tiene una manera muy mmmm especial digamos, de combinar colores. O sea, no los combina, todas las mañanas piensa en un color y se pone todo lo de ese color que encuentra en el placard. Hoy tocó azul eléctrico y se puso calzas azules con un vestidito azul. Y decí que hace calor porque se hubiera puesto la camperita azul que va con el equipo (confirmado, la trajo por si refrescaba). Casi siempre usa colores pastel, morado, verde, azul o directamente negro. Rara vez usa pantalón y a veces se anticipa a la navidad y se viste con una pollera escocesa verde y roja, calzas verdes y remera verde. Tiene un tic medio molesto de tocarse el flequillo toooodo el tiempo, como enrularselo y aplastarselo al mismo tiempo. Obviamente no es buena combinación y digamos que.... bueno, el flequillo no lo mantiene tan limpio como nos gustaría. En fin, la cuestión es que tiró esa frase y me dejó pensando. Es verdad, es un lunes ree lunes. Yo no odio los lunes como Garfield. Solo me desconciertan. No se de qué humor estoy. Tengo cara de nada, me río si algo me da risa pero mientras soy un ente andante. Como diría Grace, mi profesora de inglés, estoy fantasmagórica. Siento como si me desplazara en vez de caminar y definitivamente, soy invisible. En el trabajo no soy el tema de conversación. Eli volvió de su viaje por Europa y Gastón está desaparecido. Literalmente! Tenía que estar a las 7 am en la casa de Pablo para ir a un evento y nunca llegó y no atiende el celular, ni él ni su novia. Y el chico con el que comparte departamento dice que no sabe nada de él tampoco, pero no es que se haya preocupado mucho de todas maneras. Así que hay una especie de bronca y preocupación general por Gastón y emoción por el regreso y las anécdotas de Eli. Y no es que no pueda soportar no ser el centro de atención. Pero no lo soporto. Nadie reparó en mi remera nueva. Igualmente, a medida que va pasando el día me voy poniendo de mejor humor, como todos los días. Pero sigue siendo lunes, y sigo confundida. Es como que vengo de lo más profundo de mi depresión dominguera y estoy en el proceso de volver a la vida, pero tampoco estoy en vida. Es lunes, digamos. Un día de mierda, al igual que el resto de la semana. Porque ya ni el viernes me entusiasma. 
Nada me entusiasma. Necesito reinventarrrrrmmeeeee y ya todos sabemos por donde va a venir la mano... muajajaja

3 comentarios:

asiqueque dijo...

hahjaja bien ahí con esa descripción tan correcta de lo que un lunes realmente es. por suerte yo sí noté tu remera y me gustó. y con respecto a gastón..los gastones son un eniggggma. jaja

Un Nene Bien dijo...

el lunes va a ser siempre lunes... asi como la caca va a ser siempre caca... salvo que le pongas glade toque o vayas a hacer caca a lo de carlitos

loco pe dijo...

los lunes una se levanta pensando: que paso con mi vida que antes miraba xuxa y comia huevo kinder con cindor y ahora me levanto a ir a la oficina poronga?...todos los lunes me replanteo irme a vivir a hawai...ya lo voy a lograr!