Se ha producido un error en este gadget.

6.10.10

Lo mío es full time

No tengo dudas de que yo tendría que ser la protagonista de un reality show. Todavía no decidí el nombre, pero podría ser algo así como… “The Maru’s Show”, o es muy copia? O “Cuando creías que tenías problemas mentales… llegué yo para que veas que siempre se puede estar peor” Larguísimo. Pésimo. Bueno, el nombre después lo vemos. Pero tendría que tener una cámara que me siga las 24 hs. Esa fue mi conclusión del almuerzo de hoy en el trabajo. Yo creo que mis compañeros piensan que tengo serios problemas mentales. Nada que no me hayan dicho antes. Todavía no se si la gente se ríe conmigo o de mí. Pero me da igual mientras se rían. Y no es que por gustarme que la gente se divierta me voy a disfrazar de payaso, NO. Nadie cree que eso pueda ser divertido. Está bien que estoy acostumbrada al ridículo, pero tampoco para tanto.

A diario hago miles de papelones, es verdad. A veces me encuentro en situaciones totalmente sin sentido como estar parada en un semáforo y aprovechar el techo deslizable de mi auto para hacer con Luli un show de títeres con las manos cantando “quién eeeees?. Soy yoooo?. Qué vienes a buscar. A tiii”.Patético. Nadie me está mirando (por suerte). O mi “truco” (por el cual me siento muy inteligente) de guardar el celular en el cajón del escritorio del trabajo de forma tal que si lo dejo medio centímetro abierto, veo si se le prende la lucecita roja de que hay algo nuevo. Obviamente no tiene sentido porque cada 28 segundos promedio, abro el cajón y toco algún botón para corroborar, porque tal vez se quemó la lamparita roja. Muy obse.

Es que me gusta mucho la foto que tengo de fondo de pantalla y me quedo los 15 segundos que tarda en apagarse mirándola. Y como se apaga paulatinamente, mi cara se va transformando de una sonrisa a un ceño fruncido como cuando Lisa le rompe el corazón a Rafa en el programa de Krusty. El gesto final es muy triste. De nuevo, patético.

O jajaja cuando camino por la agencia donde trabajo, me gusta hacer ritmos con los pasos. Tengo mi preferido, obvio. Y voy diciendo bajito “punta talón punta talón”. Y moviendo los brazos al son de la música. En ese momento me siento Björk en Dancer in the dark, que flasha musical todo el tiempo.

Pero sin dudas la peor de las cosas que me encontré haciendo fue cantar el jingle de Despegar.com creyéndome Christina Aguilera, aún sabiendo que tengo las ventanillas bajas y todos los que esperan el bondi me están mirando. Pero claramente no le pego ni a un tono. Qué bajón! Con lo que me gusta cantar.

Pero con cada mini-papelón que hago, lo único que espero es ser la anécdota graciosa/patética del día de alguien. Y creo que tan mal no me va, hace 3 horas que estoy despierta hoy y ya recolecté 7 sonrisas.

2 comentarios:

LuGM dijo...

Vos mereces ser famosa, tendrias el rating de tinelli. Y que disfrutes de que la gente se divierta con vos (no de vos) habla de la hermosa calidad de persona que sos. Por eso te amo tanto.

EMOCIONNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNN

Y cuando cantamos a los gritos el himno?? eso tambien hubiese merecido ser grabado.

asiqueque dijo...

NO LLORES POR MI ARYENTINAA
JAJAJAJ