Se ha producido un error en este gadget.

19.11.10

yo, la rechazada

Este último tiempo estuve muy enamoradiza. Tiene sentido teniendo en cuenta que es un claro mecanismo de defensa. Pero tampoco es sorprendente porque toda mi vida me sentí identificada con Georgina de Chiquititas, la que estaba enamorada de todos, de todos, de todos uu de todos. Y hace unas semanas yo estaba en un mal día y una compañera de trabajo me insistió para que la acompañara enfrente a comprar comida así salía, veía el sol, etc. Se suponía que eso me iba a sacar la tristeza, pero no. Me puso de mucho más mal humor porque la gente que trabaja en los 3 lugares de comida que nos rodean, son muy incompetentes. Pero ese es otro tema. Hasta que lo vi. Lo vi y supe que era él mientras cruzaba la puerta. Estaba hablando por teléfono y zezeaba, me encantó. Obviamente no iba a hablarle ni nada, me conformaba con mirarlo. Y vimos que tenía una de esas tarjetas magnéticas colgando del pantalón y que era de color verde. Es sabido que si estás comprando comida para llevar en La Potota, trabajas en el complejo. Y el único lugar con logo verde en el complejo es Globant. Hasta ese momento no tenía ni puta idea de que era eso, así que lo googlee.
Me miré toda la puta página que está inglés así que no entendí una goma, me miré el staff y no apareció. Y entendí que no iba a encontrarlo jamás. Pero se me ocurrió poner Globant en Facebook y ver quienes son fan, o dice que trabajan en Globant para ver si lo encontraba. Estaba muy ilusionada porque me parecía una muy buena idea, pero no lo encontré. A cambio de eso encontré un chabon cuyo nombre de pila era Jojo. Mala señal. Lo agregué. Y tuve tanta suerte de que el pibe es mega adicto a Facebook así que estaba conectado (y poniendo cosas insoportables en su muro cada 1 minuto) y le expliqué la situación. Le describí al pibe: morocho, alto, tiene un Nokia y buzo marrón. Me dijo que creía saber quién era junto con un link a su perfil. Era él! Lo había encontrado! Se llamaba Michel, bajón y teníamos 6 amigos en común. Entonces llamé a esas personas en común para que me dijeran TODO sobre él. Nadie me dijo nada interesante, pero que era copado. Entonces decidí agregarmelo y mandarle un mje contandole esta situación. Sí, le dije todo lo que había hecho por encontrarlo y le pedí disculpas si se sentía acosado, pero que ya fue, porqué no lo iba a hacer. Y claro, nunca me contestó. Es como mostrar lo peor de vos antes de que pueda ver que también hay alguuuunas cosillas copadas. Es como querer manejar el destino. Tampoco me quería casar con él, me parecía una manera divertida de entablar una relación (de cualquier tipo) y años después contar la anécdota.
Hoy en día, ni siquiera te dejan generar buenas anécdotas.

3 comentarios:

asiqueque dijo...

entre ese y el mecánico no hacemos uno! la puta!
para mí que tenés q probar cosas nuevas. por ejemplo...carmelo es el pochoclero de la puerta del teatro hace 0498203840 años y tiene un hijo de nuestra edad que -según carmelo- es re capo estudia, laburo, milita, todo jajaja. para más info, conocé a carmelo.

LuGM dijo...

Que gente egoísta de mierda que no te deja tener buenas anécdotas. Igual vos siempre la convertís en algo genialmente gracioso, es una de tu cosas buenas =) como otras miles

Ya fuee te tienen que conocer como sos! a parte algún día uno se va a copar con alguna de tus "locuras enamoradizas" y vamos a saber que ese es el indicado!
quién te dice que sea carmelo
Pd: Hello I love you. Would you marry me? (L)

Anónimo dijo...

ajajaja que capa, nunca imagine que ibas a hacer todo eso por un chongo, pero re da ya fueeeeee que diverrr

besi

pau