Se ha producido un error en este gadget.

26.11.13

Medio lleno, medio vacío

Vas a la depiladora como un día más. Le aclaras que "te dejaste estar un poquito", como si no fuera obvio que estás ahí justamente porque tenes pelos. Pelas, y la depiladora te dice: "ahhh nooo, pero esto no es nada mami, en dos años más te quedas lampiña, sabes las cosas que veo yo..."
Pensamiento positivo: Yeah, no soy lo más simio del género.
Pensamiento negativo:  No veo que me cobres más barato porque te doy menos trabajo.

Vas caminando por la calle mirando tu celular y oh, oh.. obra en construcción, horario de almuerzo, momento incomodo. Ya no da cruzar de vereda. Seguís en la tuya, y te reís de alguna gilada que te escribieron en whatsapp. Uno de los muchachos dice: "pero que linda sonrisa".
Pensamiento positivo: Ay, gracias, que tierno, quince cuatro uno ocho ocho...
Pensamiento negativo: Capté la indirecta, ni tetas, ni culo, soy un bagarto. Aparte tengo los dientes chuecos, quien te cree lo de la sonrisa?.

Vas a la ginecóloga, chequeo general, pap, colpo, y orden para una intravaginal. Para los que no saben lo que es, la palabra lo explica, es intro y es vaginal, o sea que alguien más te va a meter algo en la nena. Llega el turno, y el que maneja el ecógrafo está que se parte.
Pensamiento positivo: oh si, si queres me cambio acá nomás. La parte de arriba también no?
Pensamiento negativo: oh no, cierto que vas a agarrar un palo enorme, ponerle un forro, gel, y metermelo sin asco. Mierda, me tendría que haber depilado.

No hay comentarios: