Se ha producido un error en este gadget.

19.1.12

Mi poronga favorita - Nudo

Dos personas que no se conocen. No saben nada del otro, y sin embargo, deciden embriagarse juntas. Porque el plan era ese, embriagarse. Embriagarse y coger, supongo. Una de esas personas era yo, la otra era mi poronga favorita. En ese momento no lo sabía, eh!. Ni lo imaginaba. Ni se me había cruzado por la cabeza algo así. Sí que ibamos a coger, sobre todo cuando el chico se autoinvitó a conocer mi casa apenas me mudé. Y el hecho de que tuviera novia y lo viera todos los días en el trabajo me hizo imposible decirle que no a una situación que de por, sí se había vuelto excitante. Nos mirabamos, nos saludabamos, yo hablaba y él hacía que me escuchaba porque me quería coger. Yo quería que me cogiera pero nunca lo acepté. Muchos meses atrás yo le había pedido el pin de Backberry para avisarle cuando hiciera mate,  excusa pidepija. Pero él tomaba mate solo porque yo se lo ofrecía (es del café), entregadísimo. Y ese era el juego, compartir un mate, charlar y mirarnos. 
- ¿Cuándo me invitas a ver una peli a tu casa?
- Cuando quieras.
No me pareció que fuera de verdad. Digo, nunca creí que de verdad quisiera venir a mi casa. Y mucho menos a ver una peli. Bueno, al parecer, no era la única con sed de sexo. Insistió en venir a ver una peli, en que hubiera fernet, y sobre todo, fue muy específico sobre que no podía faltar hielo. Obsesión, le podemos llamar. Dos veces ya habíamos arreglado día y horario y yo cancelé. Me daba cosa, que se yo. Ja, que de minita eso de tener "cosa". Pero ahí se ganó al premio a "El más entregado" porque siguió insistiendo hasta que dije que sí. La realidad es que me calentaba mucho que insistiera. Me imaginaba un posible encuentro y era tan caliente, que no podía perder la oportunidad de que se cumpla mi fantasía. Nos imaginaba cogiendo en la oficina, arriba de mi escritorio, en sala de reuniones, en el baño. No podía decir que no. Pero creanme, que mi fantasía no se cumplió, quedó completamente minimizada con la realidad. Pero eso lo supe después. 
Esa noche, mientras esperaba que llegue, estaba un poquito ansiosa (para variar). 
¿De qué mierda vamos a hablar? ¿Y si lo espero sin ropa? Ay, no, re trola. Aparte le tengo que bajar a abrir. No, cualquiera aparte. Ja, cualquiera. Me cambio? Estoy en remera con el frío que hace, va a creer que estoy re caliente. Aparte capaz estoy flasheando cualquiera y el pibe quiere ver una peli posta. Bueno, tengo un montón de pelis. Y también está Cuevana de última. Capaz ni viene y estoy como una boluda esperandolo. No, si no viene yo renuncio al laburo, ¿con qué cara lo miro el lunes?. No, va a venir. Capaz me quiere robar. ¿Te imaginas? Tengo tanta mala leche (y a esta altura creo que mucha cara de boluda) que capaz me quiere afanar. Jajaja, bueno, que llegue. ¿Qué hora es?. Si sigue tardando voy a empezar a chivar. Espero que él tire la onda de coger primero, no da que lo invite de ir al cuarto y me diga que no. Igual la de ver una peli pinta para garche de una. Uh, si... peli de miedo..., nos acercamos... hace frio, frazada... oscuridad... roces, pij
RIIIIIIINNNNNNNGGGGGGGGGG.
-¿Quién es? (qué boluda, quien va a ser!?!?!) 
- (Tu poronga favorita).
- Bajo.

No hay comentarios: