Se ha producido un error en este gadget.

12.2.14

Pegame y llamame Andrea Del Boca

Ultimamente soy como uno de esos agujeros negros que chupan cosas. Tanto metafórica, como literalmente: soy redonda, y escabio por todo el árbol genealógico  de los Lopez.
Pero a diferencia de cuando era chica, que creía que cuando incorporaba un conocimiento nuevo, eliminaba otro, creo que ahora estoy acumulando. Lo mismo que hace mi mamá en el quincho de la casa, pero yo con información en la cabeza.
Escucho consejos, to do lists, bajadas de línea, cachetazos verbales, verdades horrendas, vanalidades, palabras de aliento y todo entra en la misma cabeza donde se alojan las letras de Ricky Martin y los recuerdos inventados, entre otros.
Y acá estoy, acumulando cosas en el cuerpo, por que ya no me entran en la cabeza. Ah, que, creyeron que era sobrepeso? Jaja no, es información chicos, que no tenía donde guardar y me la empece a meter en el orto. Esta vez no es literal. Es una mezcla de huesos grandes, retención de líquidos, algún que otro chamuyo más, y toda la información.
Por ejemplo, todavía me acuerdo las fechas de cumpleaños de mis compañeros de primaria, las evoluciones de todos los Pokemones, el número de cuit de un trabajo en 2008, todas las canciones de Chiquititas, y la cartelera de fotos del consultorio de mi pediatra. Tal vez eso no es meritorio porque fui hasta los 21 años. En realidad ninguno de esos recuerdos son importantes, es como un don bastante choto, poco explotado y muy mediocre. Si fuera un superhéroe, sería ese ebrio que hace Will Smith. Mmmm, también recuerdo el torso de Will en la primer escena de una película cuyo nombre no importa, porque lo único que había que recordar estaba adentro de una bañera.
Y tengo otros dones que me clavan los pies al piso en el sector mediocridad, y jamás me van a servir para nada:

  • Hago la M de movistar con la lengua,
  • Doblo mucho mi dedito chiquito,
  • Tengo un gran poder de sintesis de anecdotas ajenas (no está comprobado),
  • Amortiguo con el pié la caída de cualquier objeto, excepto cosas filosas (no está comprobado),
  • Abro botellas de cerveza con los dientes,
  • Mi pelo se banca todas,
  • Dramatizo como un campeón (hace falta que lo compruebe??).

Debería cotizar más mi capacidad de ver todo tan negativo. El secreto está en los detalles.
Te robaron la cartera? Si, es una re bosta. Pero si me robaron a mi, es la peor mierda del mundo porque encima, en el forcejeo me rompieron una uña, y con lo que había tardado en que me crecieran parejas, me las estaba cuidando, y además podes creer que se me rompió juuusto en el bordecito de la carne, me re sangro, no me la puedo cortar pq sigue pegada, duele como la concha de la lora, se me engancha en la ropa, cuando me lavo el pelo, no, una mierda, posta... la cartera la puedo volver a comprar, pero quien me repara la uña, eh?.
Ahora entienden porque escucho tantos consejos, cachetazos verbales, verdades horrendas, etc?
Vivo en una película, que a veces intento que parezca una comedia, pero siempre termina siendo tremendo dramon.
Y claro, como no me voy a sentir frustrada y ser negativa si sueño con Hollywood y vivo en Bollywood.

No hay comentarios: